Viviana Bonfiglioli: “Pintar es otra manera de decir cosas”

La exposición y venta de obras será inaugurada este jueves 11 de mayo a las 19 en el Centro Cultural Puente Blanco. “En ‘Viajera del diluvio’ van a encontrar mi producción de los últimos siete años, pintar me da un placer infinito”, dijo la artista. Los coleccionistas de los Bonfiglioli tendrán un mes para visitar la muestra.

“Viajera del diluvio”, el jueves se inaugura la muestra de la artista Viviana Bonfiglioli.
“Viajera del diluvio”, el jueves se inaugura la muestra de la artista Viviana Bonfiglioli.

“Dice mi vieja que antes de hablar yo ya dibujaba, le dibujé una persona entera con sombrero y una flor, fui al psicólogo, todas esas cosas, pero dijo que no era grave, así que me quedo tranquila”, bromea Viviana al inicio de la charla, contagia frescura y simpleza con solo escucharla.

“En esta muestra van a encontrar mi producción de los últimos siete años, desde entonces no expongo, espero que sea una reunión de amigos, informal, cálida, relajada”, señala sobre sus expectativas de “Viajera del diluvio”, muestra que será inaugura este jueves a las 19 en el Centro Cultural Puente Blanco en Paseo de las Artes y Avenida del Fundador.

Contará con el artista invitado Fabio González, “un saxofonista que conocí de casualidad porque es docente de algunos ‘silenciosos’, realmente un hombre maravilloso”. También estará Griselda Guerrero con su voz y “alguien seguro se animará a decir algún poema”.

La exposición permanecerá abierta al público por un mes, “en otras oportunidades los compradores de mi obra visitaban mi taller pero esta vez es exposición y venta porque están mejor expuestas, más visibles, en un espacio más iluminado, así que seguramente los coleccionistas de los Bonfiglioli van a aparecer por ahí”, manifestó.

Viviana describió que la muestra encierra obras de los últimos años, “muy distinta una de la otra porque como nunca pienso que voy a exponer, pinto para mí porque no puedo dejar de hacerlo, ahora lo hago invitada por mi amiga Adriana Toledo”, luego ironiza que “la gente va a pensar que soy una esquizofrénica importante porque hay dos trabajos parecidos y después todos distintos”.

Sobre este rasgo de disimilitudes, sintetiza que se debe a que “aún no tiene una mirada totalizadora del mundo así que sigo intentando por todos lados, de distintas maneras, haciéndole preguntas al mundo, por ahí jugándome y dando algunas respuestas, todo en símbolos, colores y formas”.

Bonfiglioli afirmó que pintar le da un placer infinito, que viene de un año de no pintar de manera constante y que cuando vuelve a hacerlo se pregunta: “¿Por qué me boicoteo así, si esto es lo que quiero hacer desde que me levanto hasta que me acuesto?” y se responde: “A veces quiero castigarme, ando culposa se ve, pero esto me hace muy feliz”.

Viviana Bonfiglioli añade que hay muchas cosas que le “encantan”, escribir es otra de las pasiones de esta artista que cuenta con publicaciones y además coordina un taller literario denominado “Silenciosos Incurables”.

Además, una vez al año suele armar un taller de pintura “pero con un objetivo muy concreto, la figura humana o el color, con una duración de cuatro o cinco meses pero no es mi fuerte porque me cuesta pasar al lenguaje lo que hay que hacer con los colores y con las formas, es un esfuerzo para mí pasar de un hemisferio al otro”.

Sobre el puente que se tiende entre la pintura y la escritura, la artista señala que en sus cuadros “hay palabras, ideas, conceptos, símbolos, pintar es otra manera de decir cosas”.

Fuente: El Chorrillero

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *