Original suelta de ejemplares por el Día Internacional de Libro

Hoy, 23 de abril, se festeja a nivel internacional la jornada dedicada a la literatura universal. En ese marco, el viernes por la mañana se difundió material literario entre los transeúntes que circulaban por la ciudad de San Luis. La propuesta, encuadrada en la modalidad de suelta de libros, contó con la presencia de novedosos difusores de la lectura en la Puntanidad.

En maniquíes ubicados en diferentes puntos de la ciudad capital se soltaron libros.

En maniquíes ubicados en diferentes puntos de la ciudad capital se soltaron libros.

Este viernes, en varios puntos de la ciudad de San Luis, misteriosas estructuras humanoides aparecieron temprano en la vía pública. Al verlas, más de un caminante soltó una sonrisa.

Estas curiosas formaciones metálicas se ubicaron en lugares estratégicos del ejido capitalino, como las céntricas plazas Pringles e Independencia, las inmediaciones de la oficina de Turismo, Poder Judicial, Antiguo Templo Santo Domingo y algunos sectores del edificio de descentralización administrativa Terrazas del Portezuelo. 

Sin embargo lo que de lejos resultaba indiscutible, la inequívoca figura humana plasmada -quizás- a través del arte escultórico por algún referente del medio local, de cerca contrariaba los sentidos en un guiño burlesco a la preconfiguración cognitiva: y es que en torno a estos exóticos visitantes se desplegaban decenas de libros, en aparente estado de abandono, librados al azar del viento, como caídos del cielo o emergidos del suelo puntano.

Los libros, que no seguían criterio homogéneo en dimensión, grosor o color -como es saludable según la libertad de expresión editorial- se encontraban derramados sobre los bancos de las plazas, en el suelo, apoyados sobre un árbol, cualquier superficie donde cupiera asentarlos.

Estos maniquíes, foráneos al paisaje urbano, tenían como meta acercar un mensaje a la sociedad: “23 de abril – Día Internacional del Libro”. El texto también indicaba que los libros eran un obsequio para usar y compartir, sin ninguna restricción, y brindaba al eventual beneficiario la posibilidad de detallar la experiencia en un grupo de Facebook.

Luján y Sofía, alumnas de 6º año del turno mañana en el Colegio “Juan Crisóstomo Lafinur”, se mostraron sorprendidas ante la suelta.

“Estábamos entrando al colegio y nos extrañó ver los libros tirados”, dijo Luján, quien además agregó que “nos acercamos y al abrir uno vimos la propuesta del juego”. La joven eligió “Tres arquetipos argentinos” para leer en su hogar.

“Es muy buena idea, una forma diferente de llegar a la lectura”, completó su amiga, quien cargaba en sus manos “Ceremonia en el aire”, de Klaudia Malatesta, entre otros ejemplares vernáculos.

Original suelta de ejemplares por el Día Internacional de Libro.

Original suelta de ejemplares por el Día Internacional de Libro.

El porqué de la propuesta

La jefa de Producción y Promoción del Libro de San Luis Libro, Gabriela Pereyra, indicó que la suelta gigante de ejemplares literarios que realizó el Ministerio de Turismo y Las Culturas a través del Subprograma San Luis Libro, tuvo como motor la conmemoración del Día Internacional del Libro y los Derechos de Autor, también un homenaje al Día del Idioma Español.

“La idea de la iniciativa era que la ciudad de San Luis amaneciera cubierta de libros y la gente se relacionara con ellos de la manera que más le pareciera, ya sea sentándose a leerlos en las plazas, llevándolos para comenzar su fin de semana leyendo, o bien, para obsequiarlos a algún amante de la literatura”, expresó.

La modalidad elegida fue una intervención urbana y cultural que apunta al impacto, la sorpresa, las reacciones espontáneas en la vida diaria cuando las personas son alteradas por un hecho inesperado. “Por supuesto un libro, y más si es obsequiado, difícilmente genere algún rechazo”, reflexionó la funcionaria.

La iniciativa de esta suelta de libros, difundida en parte por los maniquíes, circuló bajo la consigna “Leer para ser, Escribir como huella de la Puntanidad” y se entregaron 2.500 ejemplares, todos de autores puntanos, según indicó Pereyra, quien además dijo que la tarea requirió una gran logística de distribución en la que colaboró personal de SLL, del Museo de la Poesía “Juan Crisóstomo Lafinur”, y del Programa Turismo y las Culturas.

“Cabe mencionar que la idea y estética de los maniquíes fue llevada a cabo por Gerardo Masman, representante del Museo de la Poesía, quien acompañó junto a Johana Ojeda, jefa de Difusión del Libro, en el resto de la distribución”, finalizó Gabriela Pereyra.

Bajo esta modalidad sorpresa también se prevén acciones en los pueblos del interior, las cuales tendrán lugar durante las próximas semanas y cuyo corolario será el próximo 15 de junio, cuando se conmemore el Día Nacional del Libro.

Como parte de las próximas actividades de San Luis Libro, el lunes 25 de abril a las 19:00 en el Templo de Santo Domingo se estará presentando el nacimiento de una nueva pieza literaria, “Plaza Seca” de Nicolás Teté, obra premiada en el género narrativo de cuentos en el concurso “San Luis Libro te publica tu primer libro”.

El viernes por la mañana se difundió material literario entre los transeúntes que circulaban por la ciudad de San Luis.

El viernes por la mañana se difundió material literario entre los transeúntes que circulaban por la ciudad de San Luis.

 Un poco de historia

Desde 1996 la UNESCO promueve esta celebración internacional con el fin de fomentar la lectura, promocionar la industria editorial y asegurar la protección de propiedad intelectual a través del registro de derecho de autor.

El 23 de abril resultó el día elegido, en conmemoración -por proximidad- con el fallecimiento, en 1616, de Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, notables plumas de la literatura ecuménica. También se referencia la mencionada fecha en torno al nacimiento o defunción de otros grandes autores como Maurice Druon, Haldor Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Aunque resulte más bien una elección antojadiza, pues revisiones posteriores sostienen que varios de esos nombres no se corresponden exactamente a la fecha en cuestión, la iniciativa ha crecido desde entonces y, 11 años después, el 23 de abril se encuentra afianzado como la fecha indiscutible de reconocimiento hacia la literatura universal.

San Luis, con esta acción, también es parte de los festejos.

 

Fuente: Agencia de Noticias San Luis.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *