Terror en las sierras puntanas, la nueva propuesta de Mariano Medina

Share

La versátil pluma del periodista de El Diario de la República presenta «Corré, boy!» un compilado de diez cuentos del género, todos situados en San Luis. La edición general de la obra estuvo a cargo de nuestra editorial Caminos de Tinta.

Poco antes de que el mundo se quedara estupefacto por una propagación viral sin precedentes y la declaración de pandemia cuyas consecuencias persisten a la hora en que estas letras están siendo escritas, un nuevo libro salía a la luz, desde las entrañas de San Luis, abriéndose camino en el género de terror y matices de suspense.

Se trata de «Corré, boy!», segunda publicación íntegra del periodista y conductor Mariano Ariel Medina, quien tan sólo unas semanas antes había presentado en sociedad una recopilación de artículos periodísticos bajo el título de «F de Friki». Además, tres años antes Mariano había escrito en coautoría «Trinity Comics presenta» junto a su colega y amigo Jorge Gimenez Roca.

«El bosque en El Trapiche» , «El péndulo», «Un minuto sin respiro» y «El conejo granjero» son sólo algunos de los títulos que el lector podrá encontrar en este libro del polifacético escritor, también conductor del ciclo radial «Frecuencia Friki» emitido semanalmente por radio Lafinur.

A lo largo de más de cien páginas, Medina despliega en «Corré, boy!» toda su imaginación para generar complejos personajes discurriendo en escenarios lúgubres y perturbadores de la geografía sanluiseña, lo que a más de uno dejará sin aliento en cada una de estas diez singulares historias que constituyen la obra, generando esa incómoda pero adictiva sensación de angustia dosificada que requiere el género bien entendido.

Pero éste no es sólo un libro de terror y suspense. Posee en sus páginas dos elementos transversales que dan mayor volumen y tridimensionalidad a la obra: una fina capa de crítica social, que subyace presente de punta a punta, sin la intención de brindar dogmas procedimentales ni fórmulas morales, sino exponiendo una realidad que es parte del comportamiento perfectible del ser humano, y una sutil cuota de humor que es un elemento infaltable en la impronta del autor, en cada escritura que ejecuta, rasgo que emerge siempre que es posible, y que le otorga una descompresión a la tensión general del libro.

La nostalgia por los seres y sitios queridos y recordados, y el tributo a los admirados, también están presentes en la obra que, como se dijo anteriormente, cuenta con el valor agregado -para los amantes del terruño puntano- de transcurrir íntegramente en variados paisajes de la geografía de San Luis.

En suma, estamos ante una valiosa pieza que aporta nutrientes a un género que demanda cada vez más atención, y cuyo escritor coge el guante para dar satisfacción a quienes gustan de dar respingos por una historia de miedo bien contada.

Conocé más sobre «Corré, boy!» en este enlace donde, incluso, podrás leer una muestra gratis.

Artículo elaborado por Sinforiano Digital para Caminos de Tinta.

*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *