Listado de la etiqueta: nuevos valores

Gabriela y la literatura como un reflejo personal

A Gabriela Alejandra Giménez le gustan las matemáticas, y de hecho, decidió estudiar por esa razón Ingeniería química, una carrera de las denominadas «duras». Sin embargo, las ganas de exteriorizar lo que se siente nos atraviesa a todos y, por eso, Gabriela decidió seguir primero el camino de la pintura, y después, de la literatura. Esta pluma novel de Villa Mercedes, que también conduce un programa de radio todas las noches, compartió con Caminos de Tinta sus pensamientos sobre la vida y su propia historia con lo literario, además de darnos una pequeña muestra de sus creaciones.

Gabriela Giménez, poetisa villamercedina.

Gabriela Giménez, poetisa villamercedina.

-¿Cómo fue que empezaste a escribir o a interesarte por lo literario?
Empecé porque mi mamá me habló de un taller literario, que se daba en la biblioteca de la Casa de la Cultura y era gratuito, vine a aprender y ahí empezó mi camino. El taller lo daba Luis Garro, que ahora está a cargo del Programa de Bibliotecas de la Municipalidad. Ahí empezó el camino de trasladar el interior de uno al papel, para que haga réplica en el interior del otro.

-¿Ese fue tu primer acercamiento o hubo anteriores?
Siempre me gustó mucho leer, desde chica. Era algo que venía haciendo desde la escuela, me decían que hacía buenas redacciones, buenas historias. Pero yo tenía otro camino fijado que eran las artes plásticas, porque me encanta la pintura y el dibujo, y además estaba estudiando una carrera que nada que ver: Ingeniería química. Estaba muy lejos de la literatura, pero de todos modos el gusto por escribir me llegó.

-¿Qué autores leés habitualmente?
Me gustan Julio Cortazar y Mario Benedetti. Me parecen fantásticos. En especial, dos relatos que me encantan son «Final del juego» y «El otro cielo». Mario Benedetti también tiene un poema que me gusta mucho que se llama «Irse», y siempre me llega al corazón una frase de él: «…volver es una forma de encontrarse, y allí verás que también te espero».

-¿Tenés otros, además de ellos, que sean tus escritores «de cabecera»?
Bueno… Hace relativamente poco pude conocer las novelas de la escritora brasileña Clarice Lispector. Fue en la Feria del Libro del año pasado. Uno de sus libros me llamó mucho la atención: «Un soplo de vida», donde ella habla de sus momentos finales. Es muy interesante, lo recomiendo siempre.

-¿Qué te gusta contar en tus poemas?
Sobre la realidad de la vida. Me gusta lo sencillo. Uso metáforas, por supuesto, pero privilegio lo real y el expresar lo que se vive. Siempre digo que me gusta la gente que vive la calle, que pisa la tierra, no la gente que vive de fantasías y de cosas que no tienen un sentido en la vida real.

-¿Ponés mucho de tu vida personal en tus poemas entonces?
Mucho. Uno siempre traslada, es inevitable.

-Hasta ahora no has publicado tus obras…
No, no he publicado nada, pero pienso hacerlo en algún momento. Siento que, quizás, no estoy lo suficientemente madura aún para hacerlo. No es el momento, todo tiene su tiempo.

-Aún sin publicaciones, ¿te considerás una poeta o una escritora?
Yo me considero simplemente una persona que camina esta vida, nada más. Alguna vez alguien me dijo, antes de que empezara a escribir: «Tenés alma de poeta». Fue por un mensaje de texto que le mandé, pero por ahí tenía razón. El camino me llevó a eso, a tener esa alma de poeta. Lo digo humildemente porque tampoco me la creo; construyo sobre los elogios, los aciertos y los fracasos.

-Para terminar, ¿desde donde escribe Gabriela Giménez?
Desde la verdad, desde la realidad, desde los errores, desde las equivocaciones, desde las cosas que me han pasado, desde las cosas que le han pasado a personas muy cercanas a mí, porque siempre digo que la vida no se toca de oído y que hay que vivir ciertas situaciones para comprender y sentir lo que les pasa a otros.

Esta pluma novel de Villa Mercedes, también conduce un programa de radio todas las noches.

Esta pluma novel de Villa Mercedes, también conduce un programa de radio todas las noches.

Compartimos uno de los poemas de Gabriela:

Háblame de caminos,
no de aquellos
que se ahogan en un punto,
donde los sueños se congelan
en oscuros laberintos.
Necesito de los otros,
en que el esquivo tiempo
puede ser amigo,
y los sentimientos
fieles testigos.
Dame solo uno,
prometo seguirlo.

 

Nota y fotos: Kafka Tamura, para Caminos de Tinta.

«Science fiction is not dead»

Jorge Berrittella, también conocido como JBParadox, escritor de 32 años, nació en Vicente López (Buenos Aires) pero vive en San Luis hace más de dos décadas. Es traductor técnico en el sector industrial privado. Aunque no lo reconoce abiertamente es propietario de una frondosa imaginación, manifiesta cada vez que habla. Entre las páginas de historietas, rock internacional y algunos videojuegos, ha encontrado influencia para darle volumen a “Equilibrista universal”, la cual encontró su génesis a través de un sueño. En esta nota, explica detalles de su ópera prima, próxima a publicarse.

 

Jorge Berrittella presentó extraoficialmente su novela, "Equilibrista universal".

JBParadox presentó extraoficialmente su novela, «Equilibrista universal».

Jorge llega promediando el mediodía de un sábado, casual, distendido. Explica que se le complicó con su auto y que por eso llegó tarde. Tiene pocas y contundentes palabras. Se vislumbra en la imaginación de quien esto escribe (quizás) una nueva entrevista larga y hasta algo tediosa, con múltiples autorreferencias y un enfoque enciclopedista que probablemente nadie necesita saber hoy por hoy; palabras yuxtapuestas para armar una respuesta digna de una pregunta que demoró varios minutos en ser formulada. Sin embargo no es así, y sólo basta que alguien comience a deslizar una pregunta sobre su aún inédita novela, que allí está él, presto, explicando con múltiples ejemplos lo intrincado de su estilo. Cumpliendo con el deber, como paladín de la ciencia ficción…

 

CdT: ¿Cómo se llama la novela y en qué género la encuadrarías?

JBParadox: “Equilibrista universal”. Es una novela de ciencia ficción y terror.

CdT: ¿Por qué elegiste este género?

JBParadox: Desde muy pequeño siempre me gustaron las historias y las películas sobre todo de ciencia ficción. Me gusta mucho la amplitud que te da el género para poder escribir sobre lo que tu imaginación te dicta. No tiene límites…

CdT: ¿Es la primera incursión en una tarea de “largo aliento”?

JBParadox: Sí.

CdT: ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

JBParadox: A través de un sueño. Me desperté a las 3:00 de la mañana, convencido de que tenía que escribir un libro acerca de lo que había soñado. Lo primero que hice fue anotarlo en el celular, para no olvidarlo en la mañana. A la mañana siguiente, al verlo, no tenía sentido lo escrito, pero sirvió como incentivo para empezar a escribir. Me propuse empezar y terminar, porque la sensación de ese momento es que sería un best seller.

CdT: ¿A qué público está destinado?

JBParadox: Está destinado a gente que tenga mucha imaginación y que busque algo distinto dentro del género de ciencia ficción y terror. No es para cualquiera, leerlo es todo un desafío.

CdT: ¿Qué lo vuelve tan complejo?

JBParadox: La necesidad de tener una imaginación muy amplia. Uno de los objetivos que siempre tuve a la hora de escribir es la originalidad.

CdT: Se nota que tienes una gran imaginación, ¿cómo es tu proceso creativo: te predispones para crear o las ideas aparecen solas todo el tiempo?

JBParadox: Para sentarme, sí o sí tengo que tener una base, algo que me diga sobre qué escribir. Pero resulta que generalmente lo que mis manos escriben es siempre distinto a lo que mi cabeza piensa. Cada una de las ideas que se me ocurren se ramifica para darme otras ideas.

CdT: Algunos dicen que se escribe poca ciencia ficción en San Luis, ¿qué opinas?

JBParadox: Creo que en San Luis se escribe poco a nivel general, no sólo en ciencia ficción. Science fiction is not dead1, podríamos decir parafraseando un poco una máxima del movimiento punk pero orientada a este género medio huidizo entre los autores puntanos.

CdT: ¿Te gusta algún escritor puntano?

JBParadox: Sí, uno de los primeros libros que leí acá era de Jorge Sallenave. Y por más que haya leído obras parecidas, son los que más fijo te quedan en la mente y luego sirven como ejemplo a seguir.

Además está Carlos Alemano, un joven escritor inédito, por el momento, que cuando publique algo nos dejará sin trabajo a todos. (Risas).

CdT: Bueno, seguro sería buen material para una próxima nota… Adentrándonos en el libro, ¿de qué se trata “Equilibrista universal”?

JBParadox: Después de que los seres humanos destruyeran el planeta Tierra, se ven obligados a viajar a otro mundo. La habitabilidad es similar pero el entorno onírico es completamente distinto, donde una pesadilla puede llegar a ser mortal.

Ese viaje creó un desequilibro provocando que los límites de los universos paralelos se mezclen, por lo tanto cinco humanos se ven forzados a encontrar un poder que contrarreste esas consecuencias.

CdT: ¿Qué nos puedes adelantar de estos cinco personajes?

JBParadox: Cada uno tiene una personalidad distinta, lo cual hace que contrasten dando una interesante dinámica en el relato. Cada uno ofrece su punto de vista en contextos distintos. Cambian todo el tiempo según el universo.

CdT: ¿Podemos decir que el libro está escrito conjugando cinco puntos de vista distintos?

JBParadox: Completamente. Se trata de una competencia. Casi una carrera entre universos para conseguir ese poder absoluto y aplicarlo en el mundo real.

CdT: ¿Cómo evolucionan los personajes?

JBParadox: De algún modo ellos entienden que deben iniciar un viaje donde se ven desafiados sus conocimientos de las leyes de la física. Cada viaje es un contexto completamente distinto; el que no se adapta, se muere.

CdT: ¿En qué instancia del proceso de publicación te encuentras?

JBParadox: Estoy terminando el proceso de corrección y negociando cómo van a ser los detalles de la publicación. Estimo que para principios del año que viene estará a la venta.

CdT: ¿Has ido a algún taller literario?

JBParadox: No, nunca.

CdT: ¿Qué sentiste cuándo escribiste el libro?

JBParadox: Me sentía en otro universo. En mi propio y personal universo.

CdT: ¿Cuál es tu sueño con la literatura?

JBParadox: Mi objetivo desde el principio era terminar este proyecto y que me gustara el resultado.

CdT: ¿Quedaste satisfecho con “Equilibrista universal”?

JBParadox: Sí, pero por las dudas no lo voy a leer de nuevo…

CdT: ¿Estás escribiendo actualmente, o tienes proyectado hacerlo a corto plazo?

JBParadox: En estos momentos estoy dedicado a la corrección de este libro, pero ya probé carne literaria y es como cuando los tiburones prueban carne humana…

A continuación, un fragmento de “Equilibrista universal”:

Y fue entonces cuando la conexión por un ato segundo se volvió más profunda y tuvieron una experiencia inverosímil. Visualizaron su ser cubriéndolo todo, siéndolo todo. Se sintieron capaces de coger los extremos del infinito y unirlos. Conocieron todos los principios y todos los finales de una eternidad. Fueron testigos de lo que nunca había pasado ni iba a suceder jamás. Exploraron hasta el límite más extremo del conocimiento y se aventuraron aún más allá. Llegaron al punto donde el significado de lo utópico no tenía el más mínimo sentido. El punto donde convergía lo irreal con lo irracional. Ese lugar donde todas las paradojas se ponen de acuerdo. Comprendieron lo ridículo que es sentir miedo. Lo ridículo que son los sentimientos humanos en sí. Sintieron la fuerza de incontables cantidades de galaxias comprimiéndose al tamaño de un átomo. Supieron que era posible tragar un sol y escupirlo hecho una enorme masa de hielo. Se supieron inmortales, omnipresentes y omnipotentes. Todo ese poder los atrapó, les quitó el aire y les hizo darse cuenta que no lo necesitaban. El poder absoluto les había mostrado una pizca de lo que les esperaba, si es que tenían éxito.

1= NdE: Significa en inglés “La ciencia ficción no está muerta”.

 

Nota: Sinforiano Digital.

Foto: cortesía J. Berrittella.