Listado de la etiqueta: nuevo libro

«CoLiPuCiFa no es sólo ciencia ficción y fantasía»

Es la valoración de Matías Adrián Gómez, poeta autor de «Latidos despoblados», tras asistir a la presentación oficial de esta obra antológica que tuvo lugar a principios de diciembre en la sala «Berta Vidal de Battini». Compartimos las apreciaciones principales del joven periodista sobre la velada.

Con la publicación del libro de CoLiPuCiFa, iniciativa dirigida por los autores Mariano Pennisi y Maximiliano Ponce, impulsores de este proyecto multidimensional, se habilita un espacio para imaginar otras posibilidades a las necesidades pendientes por atender en San Luis. 18 arquitectos del futuro que «se han devanado los sesos y dejado el corazón», según expresó el reconocido escritor Jorge Sallenave, quien participó encabezando esta obra pionera.

OVNIs en cercanías de La Florida, estatuas que cobran vida en el centro capitalino, elementales de basura surgiendo del río Seco, peligrosos laberintos en San Francisco, apocalipsis camino a Mendoza y hormigas gigantes en el norte provincial, son sólo algunos de los temas con eje en San Luis que desarrolla la antología presentada el pasado lunes 2 de diciembre desde las 20:00, en la sala «Berta Vidal de Battini», del centro cultural Puente Blanco. La convocatoria fue luminosa.

Collage con las imágenes representativas de cada uno de los cuentos de CoLiPuCiFa 2018-2019.

No sólo por la cantidad de autores reunidos con la consigna de incluir a la provincia en el género ciencia ficción, sino porque se abordan problemáticas como la clonación y la bioética.

Pero también flota, entre estos relatos, una dulce melancolía ante la pérdida de la naturaleza y el tiempo ancestral. Por supuesto, tampoco faltan el humor, paradojas y unas buenas inyecciones de cyberpunk y steampunk. Casi 300 páginas, veinte mil leguas de viaje submarino al alcance de la mano.

Por el aporte cultural de esta innovadora convocatoria, la escritora Viviana Bonfiglioli, quien coordina el taller literario Silenciosos Incurables, calificó a la antología como heroica. «Pretende desplegar un San Luis que rompa con lo cartesiano y despliegue otras capas», apuntó durante el acto en compañía de Pennisi y Ponce.

Uno a uno, los autores sentados en el escenario fueron pasando al frente para recibir como premio ejemplares de la obra, gracias al aporte fundamental de La Imprenta Digital SRL, y un pequeño certificado de participación en la instancia, que los reconoce como «Colipucifenses de primera generación». En la ocasión, además, los flamantes escritores pudieron disertar ante el público presente y sus expresiones fueron de lo más variadas, pero la clave común fue la emoción por el acto y la obra lograda.

JB Paradox es el seudónimo de uno de los escritores reunidos en este volumen, también autor de «Equilibrista universal», quien expresó: «Fuimos atraídos a este sitio literalmente por la imaginación, ya sea la nuestra, la de alguien más o una combinación de ambas. Y me enorgullece ampliamente ser parte de esto, ser una de las tantas patas de la araña que nos atrapó a todos en esta red, pero no para devorarnos, si no para enseñarnos a escaparnos de otra red, que no es ni más ni menos que la realidad misma…». Y además agregó emocionado: «Yo no sé ustedes, pero particularmente donde más encuentro la paz es en la incertidumbre de un libro, en la sorpresa que me espera del otro lado de una página, en la sonrisa incontenible que te genera pensar “eso no me lo esperaba” tras leer unas líneas».

Sobre el cierre del acto que duró cerca de una hora y media, la banda Letonic, encabezada por Martín Cabanes, deleitó a los presentes con varias piezas de su autoría.

Finalmente, se anunció el lanzamiento de una nueva edición de la convocatoria, correspondiente al 2019-2020, y que esta vez promoverá la escritura de historias de suspense y terror, pero siempre con el eje transversal puesto en San Luis.

CoLiPuCiFa, una obra necesaria e imprescindible que abrirá nuevos Caminos de Tinta.

Nota: Matías Gómez.

Edición. Sinforiano Digital.

Fotos: Cortesía de numerosos amigos durante la velada.

La escritora Ileana Chirinos presentó su libro “Centauras”

La autora puntana expuso, en esta ocasión en San Luis, su primera obra lírica en la que refiere a diferentes personalidades femeninas de la historia, desde la mitología griega hasta Frida Kahlo y Juana Koslay.

Con la presencia de escritores y poetas de la provincia, la actividad tuvo lugar este viernes en la Sala “Urbano J. Núñez” del MUHSAL.

La presentación del trabajo de Ileana Chirinos fue realizada en compañía del escritor y responsable de San Luis Libro, Pedro Bazán, quien destacó la madurez y la temática de la obra literaria de Chirinos.

Durante el encuentro, Ileana describió que el libro compila poemas sobre temática femenina y leyó algunos versos que plasman su mirada estética sobre los derechos de género como “Helena”, “Penelope”, “La Malinche”, “Valija Mujer” y “Malherida”.

“Me llena el alma la repercusión y la devolución de las personas con respecto a mi obra”, sostuvo Chirinos, y aseguró “que nada de lo que está en los textos de mi libro es casual, tiene una gran influencia mi historia de vida, mis pasiones y mi trabajo diario”.

La próxima presentación del libro “Centauras” será en octubre en Villa Mercedes, junto al poeta Darío Oliva que expondrá “Palabras Muertas”.

Nota y fotos: Prensa Subprograma San Luis Libro – Cultura.


Pérez Reverte: “De los malos a menudo se aprende mucho más que de los buenos”

Con «Sabotaje», el escritor vuelve a poner en el centro de escena a Lorenzo Falcó, el espía «amoral» con el que cierra una trilogía que transcurre en plena Guerra Civil Española y que ahora tendrá como misión sabotear el Guernica, de Pablo Picasso, ícono de la lucha de los Republicanos para salvar España.

La historia transcurre en el París de los años 30 que para el autor representa un tiempo “mítico” al que siente que rescata en esta historia, dedicada a su tío Lorenzo Pérez Reverte, quien fue voluntario en la Guerra Civil como soldado de la República.

Autor de treinta novelas, miembro de la Real Academia Española y cronista de guerra durante 21 años, Pérez Reverte presentará “Sabotaje” mañana a las 16 en la sala José Hernández de la Feria del Libro de Buenos Aires.

Resultado de imagen para Pérez Reverte: Sabotaje

En diálogo con Télam, el autor habló de cómo concibió esta historia y de su oficio de escritor que le representa “un acto de felicidad permanente”.

– Periodista: ¿Qué tiene el villano que lo atrajo particularmente para crear esta trilogía?
– Pérez Reverte: El malo se pasea por lugares de la vida que el bueno no, entonces cuando como novelista tienes que profundizar en los ángulos oscuros del mal la experiencia transmitida por los malvados es más interesante. Sobre todo porque mis personajes se mueven en la zona oscura de la vida. Ejercen la tortura, la violencia, matan. No hago novelas para denunciar el mal, ni novelas moralistas, hago novelas contando cómo es la vida real que viví.

– P: ¿En qué medida su experiencia como corresponsal de guerra lo llevó a escribir esta trilogía y gran parte de su obra?
– A.P.R.: Nadie pone en su obra lo que no tiene, en mi caso estuve en contacto con la violencia y con el lado oscuro de la vida durante mucho tiempo y por eso a la hora de contar este tipo de historias extremas de violencia, muerte y tortura recurro a mi experiencia personal.

– P: ¿En qué circunstancias como corresponsal de guerra vio escenas de tortura?
– A.P.R.: He visto apalear a mucha gente en Angola y en 1978 cuando acompañaba a la guerrilla UNITA antigubernamental (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola) había un mercenario portugués con el que habían tomado un lugar, que comenzó a torturar a un jefe opositor al que le querían sacar información. Yo con otros más estábamos en un bar tomando una cerveza, caliente por cierto, y oíamos los gritos del hombre al que torturaban en el interrogatorio. De tanto en tanto, el portugués volvía a donde estábamos, tomaba una cerveza, me contaba lo que ocurría y regresaba a la tortura. Yo aprendí más del ser humano en esa media hora de conversación con él que en muchos años de vida, por eso creo que lo bueno que tiene estar con los verdugos es que se aprenden muchas cosas. De los malos a menudo se aprende más que de los buenos.

– P: ¿Cómo fue construir un personaje como Falcó?
– A.P.R.: Me apetecía la historia de un personaje que no tiene moral, que puede matar, torturar, que puede hacer cosas oscuras sin remordimientos y no necesita psicoanalistas. En la vida aprendí que el remordimiento es muy raro: si una persona drogada atropella a un niño en su cochecito en un paso de peatones en el momento dirá que horror pero a la semana habrá buscado un montón de coartadas mentales: estaba deprimido, estaba drogado porque mi mujer me dejó, el semáforo tenía mala luz y no pude ver al niño. He visto a un montón de gente hacer atrocidades y encontrar justificaciones. Pero Falcó es un hijo de puta y actúa como tal y duerme tranquilamente. Me apetecía mucho hacer esto y por eso le dediqué tres novelas.

– P: ¿Por qué eligió para este libro un sabotaje al Guernica?
– A.P.R.: Yo soy un escritor feliz, para mí escribir es un acto de felicidad permanente por eso lo hago. Una novela significa uno o dos años de felicidad: leer sobre el tema que te propones, viajar a los sitios, imaginar escenas. En ese contexto me hubiera gustado hacer una jugarreta, una putada a Picasso, no al Guernica porque me gusta mucho, pero conservo una parte lúdica de cuando era pequeño y siento que he multiplicado mi vida escribiendo sobre esto: yo he sido Falcó y eso me ha dado un año de diversión, de pasármelo bien.

– P: ¿Qué le inspiraba el París de los años 30 para esta historia?
– A.P.R.: Fue una travesura. Para mí el París de los años 30 es mítico a través de figuras como Malraux, Man Ray, Picasso, Hemingway, ese mundo mítico me apetecía pero eso está contado mil veces, lo hace Woody Allen en “Medianoche en París”. Entonces mi desafío fue meter ahí un tipo que le importara un carajo la literatura, que ve el Guernica y es como si viera una zanahoria porque no le gusta el arte ni le importa. Va allí porque tiene que joder el Guernica, no respeta nada de la gente con la que va a tratar y ve en Hemingway a un fanfarrón borracho y le pega una paliza en un bar y se queda muy tranquilo. Es una travesura personal y quería mover a mi lobo por ese mundo mítico. Ese fue el objetivo por el cual elegí París.

Diario de Cultura.

Stieg Larsson, protagonista en un nuevo libro

Aunque murió prematuramente en 20014, el best- seller sueco Stieg Larsson sigue escribiendo. No se trata de una fantasía ni tampoco de una estrategia de marketing de su editorial: una investigación inédita que realizó sobre el asesinato del primer ministro de Suecia Olor Palme será editada en un nuevo libro que saldrá en octubre en lengua inglesa. Larsson es reconocido a nivel mundial por la trilogía Millennium, que exploró los oscuros bajos fondos de la sociedad y la política suecas.

Periodista durante gran parte de su vida, murió repentinamente apenas meses después de vender su primer libro, Los hombres que no amaban a las mujeres. Dejó manuscritos completos de las dos secuelas, que en conjunto han vendido 80 millones de ejemplares en todo el mundo.

En 2014, se reveló que, hasta el día de su muerte, Larsson había investigado el asesinato no resuelto de Palme y que había dejado veinte cajas de investigaciones en su archivo privado. Palme, un político populista de izquierda, fue baleado en 1986 después de salir de un cine de Estocolmo con su esposa. La identidad del asesino nunca se descubrió, pero el caso volvió a aparecer en los titulares de todo el mundo en 2014, cuando se supo que Larsson, para entonces un best-seller póstumo, una vez había identificado a un posible sospechoso ante la policía, aun- que el caso no se llevó adelante.

Larsson, que siguió los pasos de los grupos de extrema derecha de Suecia durante años, fue a su vez blanco de ellos. Nunca se casó con la mujer que lo acompañó durante 32 años, Eva Gabrielsson, dado que su dirección entonces habría tenido que quedar registrada públicamente, conforme a las leyes suecas. Sin embargo, esto llevó a una feroz batalla legal por la herencia de Larsson, que fue entregada a su hermano y su padre en lugar de Gabrielsson.

En 2014, Gabrielsson reveló que con su esposo habían dedicado la mayor parte del año al asesinato de Palme intentando identificar al responsable.

El miércoles pasado, el sello Amazon Crossing anunció que había adquirido The Man Who Played With Fire (El hombre que jugaba con fuego) de Jan Stocklassa, que produjo un documental acerca de la investigación de Larsson. El libro, según Amazon Crossing, contiene “nuevos datos sobre el caso y revela investigaciones hasta ahora desconocidas”.

La editora Elizabeth DeNoma dijo que trataba “sobre uno de los misterios de asesinatos no resueltos más atrapantes de la época moderna, investigado por uno de los autores más conocidos de todos los tiempos”.

Fuente: Clarín, The Guardian, traducción: Elisa Carnelli.

Sale a subasta la primera edición de Pinocho

La primera edición en volumen de «Las aventuras de Pinocho de Collodi», con las célebres viñetas de Enrico Mazzanti que le dieron su fisonomía definitiva al célebre muñeco, será subastada con una base de 5.000 euros (unos 213.000 pesos) en la Libreria Antiquaria – Casa d’aste Gonnelli 1875, de la ciudad italiana de Florencia.

La subasta se llevará a cabo del 4 al 6 de febrero e incluye estampas, diseños, pinturas y esculturas de valor artístico de los siglos XVI al XVII.

En la sección dedicada a la literatura italiana, sobresale precisamente la versión definitiva del cuento en formato de libro, ilustrado por Mazzanti con 62 graciosas viñetas, un ejemplar al parecer inhallable en el mercado de libros antiguos.

Además de la revisión del texto del relato realizada por Carlo Lorenzini (Carlo Collodi), explicaron los promotores de la subasta, esta edición fue decisiva para la iconografía de Pinocho, personaje que alcanzó la celebridad al ser llevado al cine por Walt Disyney en 1940.

Resultado de imagen para pinocho Mazzanti auction

Gracias a Mazzanti, que ya había ilustrado las obras obras de Collodi para la imprenta Paggi, el muñeco recibió su primera configuración propiamente dicha, además de confirmarse por completo el universo figurativo de la historia frente a otros personajes.

El volumen no se encuentra en colecciones privadas, según los promotores de la subasta.

Otras rarezas literarias en la misma subasta son las primeras ediciones de los “Sepulcros” de Ugo Foscolo (base 1.200 euros), de los “Cantos” de Leopardi (2.800 euros), y especialmente la rarísima primera edición de “Senilit?”, de Italo Svevo, enriquecida por la dedicatoria del autor “Ai miei Schmitz” (11.000 euros).

Diario de Cultura.

Nicolás Correa presentó “Heroína. La guerra gaucha”

Contó para CdT cómo surgió la historia que narra el fracaso de un amor trans durante el conflicto bélico.

_¿Cómo te sentiste al presentar tu tercera novela en San Luis?

_Realmente me sentí muy a gusto con la recepción de «Heroína. La guerra gaucha». El público lector fue muy respetuoso con el texto. En las escuelas, lxs chicxs se portaron de maravillas y mostraron interés. Esto tiene que ver con la articulación explícita que se dio entre Juanci Laborda, gestor cultural, y las profes que dieron mis textos en las escuelas. Una hermosa experiencia.

_¿Te acordás el momento exacto cuando apareció el personaje de esta novela mientras escribías?

_No recuerdo cuándo apareció el personaje. Lo que siempre estuvo muy presente era la voz, y luego la forma. No importaba tanto el contenido, pero sí esa forma, que era el texto. Si hablamos de temporalidades, luego de la primera reescritura apareció la voz.

_¿Qué autores o relecturas te acompañaron durante estos siete años de reescritura?

_Fueron años muy intensos en la relación con el texto. Principalmente, encontré cosas muy puntuales en distintos maestros. De Sara Gallardo, en particular de Eisejuaz, el trabajo con el lenguaje; de Marguerite Duras la recursividad; los diálogos en los cuentos de Hemingway; el trabajo con el tiempo de Faulkner; las locas de Copi; la telenovela de Puig. De nuestro tiempo, inevitables fueron los textos de Alejandro López y Gabriela Cabezón Cámara.

_¿Por qué el barrio es un imán en tu escritura? ¿Hay resonancias en las calles de Morón y Villa Mercedes?

_Vengo de un barrio obrero, al límite con una villa. El barrio es el centro de mi mitología personal. Cada una de mis experiencias en Hurlingham tienen un concepto fundacional en mi obra. Creo que siempre trato de escribir lo mismo, con distintas palabras.

_¿La poesía atraviesa todos tus textos?

_La poesía es un modo de vivir, básicamente. Es un acto de vida, siempre.

_¿Cómo ves la escena literaria de San Luis?

_Sospecho que hay muchos escritores interesantes en la escena puntana. Se me vienen ahora un par de ellos que son más jóvenes: Joaquín Vázquez, Juanci Laborda, y otros más grandes como Darío Oliva, Lis Claverie. Menciono algunos, de muchos poetas y escritores que están en el oficio y desconozco. Lo que falta es una editorial que puje y que piense, honestamente, en los escritores. Eso no hay, o las que conocí, son imprentas sin distribución ni interés en este tipo de trabajos. Y eso es algo de lo que se tienen que ocupar de modo urgente los escritores mismos. Nuclearse, organizarse y llevar adelante un proyecto editorial puntano.

Correa nació en Morón en 1983 y vive actualmente en Villa Mercedes. Ha publicado además cinco libros de cuentos y tres de poesía. Participó en antologías nacionales e internacionales.

 

Nota y foto: Matías Gómez para CdT.

Fotos: M. Gómez / Facebook Correa.

Se presentó el libro “Rosenda Quiroga: docente entre dos siglos”

El sello editorial de la provincia, San Luis Libro, presentó el libro “Rosenda Quiroga: docente entre dos siglos”, en el Instituto de Formación Docente Continua (IFDC), en el marco de la IV Jornada para Bibliotecarios “Bibliotecas: un puente entre lecturas y lectores”.

La ocasión contó con la presencia del jefe del Subprograma San Luis Libro Pedro Bazán, quien brindó una introducción sobre el libro y elogió el trabajo de investigación de los escritores.

“La presentación del libro ‘Rosenda Quiroga: docente entre dos siglos’, se da en un ámbito muy apropiado como lo es el Instituto de Formación Docente Continua y junto a las profesoras Graciela Barón, Silvia Muñoz, Ana Carbonel y Gabriela Soriano, que enseñan aquí y que han hecho un trabajo de investigación formidable, fantástico, y que sirve para rescatar la memoria de un personaje absolutamente importante del nacimiento de la educación en San Luis y la Argentina. Así que estamos muy felices de participar con el sello editorial de la provincia con San Luis Libro”, destacó Pedro Bazán.

Las jornadas fueron organizadas por la Biblioteca Pedagógica “Rosenda Quiroga” del Instituto de Formación Docente Continua de San Luis, y coordinadas por el Programa BERA en la provincia, que forma parte de la Red Nacional de Bibliotecas Pedagógicas.

Sobre Rosenda Quiroga

Nació en San Francisco del Monte de Oro el 1º de marzo de 1869, siendo sus padres don Emilio Quiroga, sanjuanino, y doña LucÌa Molina, puntana. En un breve repaso por su vida, desde muy joven edad sintió su vocación por la docencia, que la llevó a ser una impulsora de la cultura y la educación no sólo en su pueblo natal, sino en toda la provincia de San Luis y el país. Maestra de vocación y por oficio, en sus 40 años de docencia estuvo frente a un aula y también ocupó cargos directivos. Se destacó como corresponsal durante varios años del diario “La Nación” y de otros periódicos de la Capital Federal, San Luis y Villa Mercedes, entre otros. Colaboraba frecuentemente con artículos en infinidad de publicaciones, dentro y fuera de la provincia: Revista Lafinur, Tribuna Libre, Ecos del Norte, Caras y Caretas, Reflejos del Terruño, Nuestros Anhelos, Revista Láinez, Hoja Puntana y Hojita Escolar, entre otras, contaron con la inteligente colaboración Rosenda Quiroga, orientada hacia el bien, la cultura y el progreso, muy especialmente de su querido terruño.

ANSL.

De viajes interiores y desnudez del alma, Cecilia Sosa presentará sus “Palabras molidas en cuencos”

Se trata de su primer libro, donde reúne una serie de poemas que develan sus vivencias y transmutaciones, con las que pretende que el lector resignifique los contextos y se apropie de sus palabras.

“¿De cuántas miradas está hecha la eternidad?”, pregunta entre sus textos invitando al lector a inmiscuirse en su propio mundo. El libro que presentará el próximo miércoles 12 de septiembre a las 20 en el Club Social Al Picoteo, narra las distintas etapas de su vida en una suerte de autobiografía referencial del cosmos interior.

Cecilia Sosa es locutora y licenciada en Comunicación Social. Trabajó como periodista en Canal 13, en la Agencia de Noticias San Luis, elchorrillero.com y actualmente es directora de la revista digital Cultura Rundún. Su impronta profesional la invitó a volver a explorar las prosas en las que había naufragado tiempo atrás, y con las que logró nacer las “Palabras molidas en cuencos” que ya llegó a Librería Anello

Las páginas de su libro no se abren, se disgregan en un interminable intercambio de paradigmas que brotan de la reflexión de sus líneas y llevan al camino vivencial de la búsqueda, del cierre de ciclos, de la transformación de lo negativo en positivo, como si se tratara del desencarne de un símbolo alquímico.

“Un fuego arde y nace un colibrí, crucial y claro como tu alma”, expresa en el poema Pendiente, y de la mano de esas líneas dialogó con este medio para detallar todo lo referido a su creación literaria.

-¿De qué tratan tus Palabras molidas en cuencos?

-Tal como lo conversaba con un escritor amigo, Alfredo Salinas, puedo decir que es difícil definir un libro de poesía. Cuando se trata  de una novela es más sencillo, haces una sinopsis, pero en la poesía es una la que se está desnudando ante la gente porque estás hablando de lo que te atraviesa, lo que te duele, lo que te hace feliz.

En este libro hago un recorrido por mi vida, mi infancia, mi adolescencia; lo cuento de manera poética apelando a figuras. Son paisaje internos y externos, cada uno se los puede apropiar. Es un viaje hacia adentro que apareció en un momento en que me había desconectado de las letras.

Yo tuve una profesora de literatura que me regaló a (Gustavo Adolfo) Bécquer y me empezó a gustar este mundo, luego lo descontinué cuando trabajé en televisión. En esa época relevé la palabra escrita y la retomé cuando inicié en el periodismo gráfico, donde volví a contar historias.

Se trata de una elaboración de duelos. Como se dice, el arte salva vidas, fue sacar ese dolor, cerrar etapas.

-¿Por qué están “molidas en cuencos”?

Cuando leía las prosas y analizaba las devoluciones de las lecturas de los colegas escritores, me daba cuenta de que ya no me encontraba del todo ahí, entonces pensé que tenía que cerrarse el ciclo.

Ahí nació. Los cuencos vienen de una filosofía oriental y tienen que ver con una transmutación de la energía, con su sonido cambian lo negativo en positivo. En un punto, creo, fue lo que hice, transformar el dolor y la pérdida en arte podríamos decir.

-¿Hay una Cecilia Sosa antes y otra después de este libro?

-Si. Hay una Cecilia antes y después de esto, desde lo gráfico. Yo realizo un taller con Viviana Bonfiglioli y ella lo ve cuando me hace las devoluciones, hay un quiebre. Una no siempre irá por los mismos lados, sí creo que se viaja por la misma herida y los temas universales que a todos nos preocupan, la forma de atravesarlos es lo que nos distingue.

-¿Habrá nuevos horizontes literarios?

Ahora estoy iniciando otro tipo de escritura, por eso quiero darle un cierre a la etapa con la publicación de este libro. Más allá de todo, seguiré estando porque son momentos que me acompañarán siempre, pero de ahora en más lo veré como una observadora.

-¿Es tu primer libro?

Sí. En el 2014 gané un certamen que auspiciaba San Luis Libro que se llamaba “Todos los Escritores Todos”, me seleccionaron cuatro poemas que luego se transformarían en una antología que no ha visto la luz. Esa fue mi primera incursión. También publiqué algunas cosas poéticas en la revista Cima, pero este es mi primer libro.

-¿Qué sentís al haber nacido esta obra? ¿Podría decirse que es como un hijo literario?

-Siempre que nos preguntan que se siente, suele estar esa analogía. La verdad que no tengo hijos, me parece que ese hecho es mucho más fuerte, claro que también es fuerte la llegada de un libro porque es una parte de uno mismo que se desprende.

De ahí viene esa comparación. Es muy fuerte cuando uno ve su publicación, cuando la tenés en la mano.

-Más allá de que los poemas tienen múltiples recorridos, ¿en quién pensás a la hora del libro?

-Pienso en mi viejo. Es mi debilidad, mi héroe y pienso en la gente que me vinculó con la escritura, a quienes identifico como mis maestros, “encontré maestros en el bosque”, describo en uno de mis poemas. Es eso, una va identificando como maestros a algunas personas cuando se empieza la parte laboral, y luego en lo referido a la parte literaria.

Por otra parte, reflexionó que “publicar requiere de una inversión por parte de los que nos animamos y en ese sentido haría falta políticas culturales”.

“Si bien tenemos espacios, me gustaría que se abra más el juego, no es extremadamente costoso, pero requiere de una inversión. Esto es todo muy a pulmón, lo hacemos porque nos apasiona, nos hace estar vivos”, cerró.

Fuente: El Chorrillero.

El narrador como testigo y decorador

«Juanci» Laborda acaba de presentar su primer libro, “Historias e Histerias (sobre cabellos más fuertes que yuntas de bueyes)». Entre risas y confesiones dialogó con CdT.

Juanci Laborda presentó su primer libro Historias e Histerias.

“Los cuentos tienen un hilo conductor que es el deseo hacia el ser amado. Tenés de todo un poco, podés encontrar cuentos irónicos, con humor, retorcidos, policiales”, explica el autor de 37 años, que desde 2011 produce y conduce «Cuentos Criollos», una programa radial sobre la narrativa argentina contemporánea.

_ ¿Hay un sentido del amor platónico en estos cuentos o es más espinoso, realista?

_ (Risas) Soy de la idea de que el amor es una reacción química que nosotros racionalizamos. En ese sentido, todo lo que hace el ser humano es con el único fin de agradarle al ser deseado.

_ ¿Y la literatura también surge por alguna reacción química?

_ Se puede decir que sí. Escribimos para trascender, además de mostrar. Mi idea de publicar es como la del arquitecto que deja un edificio para que lo trascienda.

_ ¿Y qué sería la trascendencia para vos?

_ Dejar un libro. Fabián Casas sostiene que hay que escribir pensando que el lector de uno todavía no ha nacido.

_ ¿Cuánto te involucras con los personajes a medida que los vas diseñando?

_ En el libro tengo todo tipo de involucramientos. Desde decorar o mentir sobre algo que me pasó (siempre quedo bien parado cuando a veces narro en primera persona) pero también hay cuentos que surgieron de historias. Por ejemplo, una vez estaba esperando a que me atendiera un médico y escuché en el pasillo del hospital a dos señoras chusmeando, y dije «qué buena historia, hay que escribirla».

Laborda pasa por diferentes tonos y ópticas cuando orquesta sus textos. Por momentos prefiere el panóptico, pero a veces deja la piel cada párrafo.

“Uno es como un testigo que va filmando en la memoria y diciendo a esto lo decoro o le agrego tal color para que sea una buena historia. Al menos los escritores que a mí me gustan son del relato cotidiano, no tanto de la espectacularidad”, reflexiona el narrador casado que vive en El Chorrillo.

_ ¿Cómo conciliar la trascendencia con la espectacularidad?

_ Los policiales de Conan Doyle siguen siendo buenos hoy. Si la obra es buena, a uno lo trasciende.

_ ¿Y por qué seguir escribiendo hoy?

_ Porque es divertido, nada más. (Risas).

 

Nota exclusiva para CdT: Acrílico.

Foto: Gentileza Juanci Laborda.

CoLiPuCiFa: últimos días para presentar obras

Hasta el 30 de junio hay tiempo para enviar cuentos de ficción especulativa, de hasta diez páginas, con historias inéditas que tengan algún eje temático en San Luis.

Entramos en la recta final para la recepción de obras que buscan un lugar en CoLiPuCiFa, la convocatoria literaria puntana de ciencia ficción y fantasía, que desde Caminos de Tinta te proponemos para este 2018.

A tan sólo 10 días para el cierre definitivo de la convocatoria, que originalmente estaba previsto para el 15 de junio, pero se prorrogó a pedido del público, desde la dirección de Caminos de Tinta se invita a todos los escritores que deseen participar, a que finalicen sus trabajos para participar de esta iniciativa que impulsa el desarrollo del género fantástico en nuestra provincia.

Según se informó desde la organización de la convocatoria, el 30 de junio a la medianoche cerrará la recepción de obras, y comenzará la etapa de valoración para determinar los cuentos finalistas que formarán parte de una antología a publicar en los próximos meses.

Recordamos que en agosto se anunciarán las obras seleccionadas, con las cuales se imprimirá un libro a modo de antología, que será distribuido entre los participantes, en lo que será el broche de oro de esta primera edición de CoLiPuCiFa.

Para más información de la convocatoria, visita este enlace, o accede aquí a las bases.

«Paternidad se estrena», en el Microcine de la UNSL

El escritor Javier Pizarro presentó su libro Paternidad se estrena, el sábado 9 de junio a las 19:00 horas en el Microcine del Centro Cultural UNSL.

Un libro lleno de humor, ironía y reflexiones, en el que Javier Pizarro relata la transformación revolucionaria de un “masculino” en padre. La premisa del libro parece ser “todo lo que nos dijeron y todo lo que nos muestran acerca de la paternidad es falso”. Entonces, la realidad absurda, graciosa, desbordante, se vuelca en historias y reflexiones que desarman estereotipos sobre la paternidad, haciéndonos reír. Página tras página, avanzamos con la sonrisa en la boca, sorprendiéndonos con la mirada del narrador que ilumina pequeños momentos inolvidables.

Paternidad se estrena es una celebración de la paternidad sin caer en lugares comunes, un libro escrito desde las entrañas y con el corazón, que tiene la fuerza del testimonio, mostrando con humor y fina ironía los claroscuros a los que se entregan los hombres cuando deciden tener un hijo. A partir de situaciones reales, a veces sacrificadas, otras tremendamente gratificantes, Javier Pizarro busca y logra una empatía con el lector, quien probablemente se sienta retratado, comprendido y hasta obtenga algún buen consejo para lidiar con estos “cachorros de humanos” que llegaron para revolucionar nuestra vida. El momento de cambiar un pañal por primera vez, de elegir la ropa, de capear un capricho; la cuestión de los mocos o del consumismo de los chicos, sus respuestas incisivas o ingenuas son algunos de los temas y de las desopilantes escenas que el autor va narrando, que nos llevan de a saltos a revisar nuestros recuerdos más personales. O a prepararnos para lo que está por venir. Paternidad se estrena es un libro inteligente que se lee con una sonrisa en los labios.”

Luciana Mantero

Javier Pizarro

Nació el 11 de marzo de 1973, en la ciudad chilena de Puente Alto. En 1975 emigró junto a sus padres y se radicaron en Argentina. Creció en distintos barrios de la zona oeste del conurbano bonaerense.

Sus primeras producciones literarias tuvieron características de gestas edípicas y se abrieron lugar en su mundo a la temprana edad de seis (6) años, cuando comenzó a escribirle cartas a su madre.

Con el correr del tiempo, siguió perfeccionando el modelo de cartas, aunque luego las receptoras fueron algunas de sus compañeras de primaria, quienes probablemente nunca conocieron al autor de las mismas, ya que Javier no firmó carta alguna y optó por entregarlas a escondidas, dejándolas en bolsos, pupitres o por debajo de las puertas donde residían las elegidas. Todo ese material está perdido.

Con la llegada de la adolescencia, el impulso por escribir cartas fue tomando colores poéticos. A diferencia de su infancia, en esta nueva etapa ninguna de sus producciones llegó a manos de sus destinatarias.

Existe una vertiente histórica que reconoce el hecho de que estos ensayos poéticos fueron mostrados a una profesora de literatura en tercer año de secundaria. La docente quiso encauzar toda esta expresión y fuerza literaria que veía refulgir en el adolescente y sin dudarlo, le recomendó que siguiera orientando su vocación hacia las matemáticas.

Más tarde, mientras avanzaba en sus estudios de ingeniería, formó con dos (2) amigos de la adolescencia un grupo teatral, en el que cada uno agregaba una cuota extra personal por sobre la actuación. Enfocados en llevar al escenario piezas preferentemente infantiles, Javier era el responsable de escribir los textos que más tarde representarían.

A esta tríada de habilidosos y multifacéticos actores se unió como cuarto elemento el hermano de Javier, quien se encargaba de realizar el soporte técnico. El grupo se disolvió, aunque no están claras las razones. No se sabe a ciencia cierta si fue porque las representaciones eran malas, porque las obras estaban mal escritas o porque su hermano ya no los soportaba. Las ligas de justicia literaria de la zona oeste se encargaron de hacer desaparecer todo el material producido en esta época de su vida.

Pese al silencio en su discurso que supo guardar durante muchos años, su expresión volvió a tener fuerza de manera compulsiva luego del nacimiento de sus hijos. Primeramente en un blog y luego en Facebook, fue volcando relatos sobre momentos vivenciados con sus vástagos. Como punto distintivo se puede decir que en esta nueva etapa se muestra ignorante e irreverente con las reglas, las formas y los buenos usos que son parte de una escritura sana y coherente. Concentró todo este material para volcarlo su primer libro, Paternidad se estrena.

Fuente biográfica: www.viajeraeditorial.com.ar

Facebook: Paternidad se estrena

Entrada: Libre y gratuita.

 

Noticias UNSL.

Lis Claverie: el poema como huella digital

Las integrantes del grupo literario “La Línea”, Lis Claverie, Betina Bongianino, Susana Almela presentaron “A tres voces y en tacones”.

“En poética no me ha influido ningún poeta, no sé porqué. Para mi escribir poesía es casi como sangrar, como dejar las huellas digitales, es algo involuntario casi, no puedo trabajarlo desde lo racional, es un proceso muy emocional. Y generalmente los poemas surgen en situación de impotencia”, reflexiona Lis Claverie, tras la presentación en la fría noche del viernes otoñal.

“No tengo ritual de escritura, sí quiero recalcar que no me considero poeta, lo mío es la narrativa, en realidad la poesía para mí es un modo de enriquecer mi prosa”, aclara Lis

El historiador Jesús Liberato Tobares resalta que el poeta de San Martín, César Rosales puso en tensión su sangre para escribir. A Lis le sucede algo similar, sobre todo cuando aborda sus heridas vitales.

_ ¿Cuánto de muerte tiene el oficio de escribir?

_ Está muy presente en mi escritura porque he sido bastante signada por la muerte. Es un tema sobre el cual he reflexionado desde muy pequeña. Y, aunque sea de alguna manera muy inconsciente, escribimos para no morir.

_ ¿Cómo le gustaría que la recuerden los lectores?

_ Me gustaría que recuerden que mis textos arrancaron algunas sonrisas o alguna emoción fuerte.

La escritora describe a su trama como psicológica y con personajes queribles u odiables. Incluso tiene rutina para narrar pero con la poesía no hay tic tac.

_ ¿En “La Línea” plantean alguna ruptura con la tradición poética local?

_ No planteamos nada, porque funciona como una tertulia literaria a la manera española de hace dos o tres siglos atrás. Cada una lee un texto propio o ajeno, lo comparte y se analiza, pero no hay lineamientos. Rige el principio de tolerancia y absoluta libertad.

Desde 2012, las tres amigas se reúnen en este grupo literario. Ahora dieron el salto con un poemario cuya tapa pone los sentidos patas para arriba.

 

Nota: Acrílico.

Fotos: Facebook La Línea.

Presentaron la obra “Mi San Luis: La Carolina”

Es un trabajo del Ministerio de Educación junto a la Secretaría General de la Gobernación y el Programa Cultura.

La cita para la presentación de la obra fue el viernes 4 de mayo a las 19:30 en la Sala Rodolfo Walsh, Pabellón Ocre, de la Feria Internacional del Libro en la Ciudad de Buenos Aires. La misma estuvo a cargo de la ministra de Educación Natalia Spinuzza, quien fue acompañada por Natalia Bongiovanni, del Programa Innovación Educativa del Ministerio. Además, las funcionarias Marta Rodríguez y Andrea Catalfamo del Programa Cultura participaron del evento y acompañaron la presentación.

Este libro es el primero de una colección de 9 que retrata historias de pueblos de San Luis desde la voz de los niños y niñas que allí viven. Una colección que forma parte del proyecto multiplataforma “Juana y Pascual”.

La innovadora propuesta nació con el objetivo de darle voz a la infancia puntana, brindando herramientas y recursos didácticos a las escuelas para fomentar nuestro patrimonio cultural y afianzar nuestra identidad sanluiseña.

A través de encuentros y talleres en escuelas de la provincia se fueron registrando relatos, historias y características de diferentes rincones de San Luis, a partir de la mirada y las voces de sus niños y niñas.

En esta oportunidad, el stand de San Luis está inspirado en Polo Godoy Rojo, maestro rural, cuentista y poeta nacido en Santa Rosa del Conlara. Siguiendo los lineamientos literarios que el autor expuso a lo largo de su vida, como han sido la ruralidad y la puntanidad, se ponen en valor sus aportes a la niñez, la docencia y el amor por la tierra puntana. De estos ejes surge la idea de la edición y publicación de la colección “Mi San Luis”. Una nueva propuesta editorial para seguir recorriendo nuestro suelo y seguir reencontrándonos con nuestro sentir puntano, a la par de nuestra niñez.

El stand de San Luis, presente en la Feria del Libro desde el 26 de abril, tendrá sus puertas abiertas hasta el 14 de mayo. Hasta la fecha, miles de personas han transitado el stand que rinde homenaje a Polo Godoy Rojo, admirados por la literatura puntana, nuestra historia y cultura.

ANSL.

El escritor que vuelve a la escena del crimen

Elvio E. Gandolfo comenta el libro de Ellroy en el contexto de su obra singular.

 La breve frase inicial, con punto y aparte, es clásica de la serie negra: “La encontraron unos niños” (o una lavandera, o un oficinista). Siempre sigue la descripción directa o indirecta del cadáver. Aquí es una mujer pelirroja, cuarentona, ahorcada con una de sus medias y arrojada a una cuneta. Tiene las ropas desordenadas, y le falta un pezón, desde hace mucho. James Ellroy agrega, dos páginas y media después: “Tenía toda la pinta del clásico cuerpo tirado a altas horas de la noche”. Quien lee Mis rincones oscuros ya sabe que está hablando de su madre, asesinada un fin de semana mientras él estaba con el padre, en la visita semanal asignada por un juez.

El libro se divide en cuatro partes, tan distintas como cuatro libros. La inicial se titula “La pelirroja”, como suele llamarla su hijo (de 10 años cuando ocurrió el crimen). Un breve párrafo en cursiva de introducción confiesa: “Tu muerte define mi vida. Quiero encontrar el amor que nunca tuvimos y explicarlo”. El tono es el de un informe policial y forense, frío y frustrante. Figuran nombres de investigadores. “La mitad de los veintiséis hombres del Departamento de Policía de El Monte –dice– pasaron por allí. Las mujeres blancas muertas eran como un imán”.

El Monte era una zona marginal de Los Ángeles adonde Geneva Hilliker, la madre (quien prefería que la llamaran Jean) se había mudado de pronto con el hijo, sin que él supiera por qué. Era enfermera profesional, vivía de su trabajo, y aprovechaba el fin de semana para divertirse. Incluye interrogatorios, reconstruye los movimientos de ella, el asesino y algunos acompañantes (en especial una rubia). No llega a nada. Se cierra como un caso no resuelto.

La segunda parte es “El niño de la foto”. En primera persona, es uno de los mejores relatos literarios de una infancia y adolescencia difícil, casi letal. Está a la altura de El juguete rabioso de Roberto Arlt, por ejemplo. En el libro aparece el momento en que la madre le da libertad al hijo para que elija, y elige al padre. De inmediato recibe un par de golpes violentos en respuesta.

Cuando la policía lo entrega al padre la noche del crimen y empiezan a vivir juntos, él descubre que la madre tenía razón. La figura paterna debilitada, autotraicionada, es el comienzo de muchas carreras literarias. Antes, cada vez que se veían, el padre se dedicaba a debilitar la imagen de Jean. “Mi madre me protegió con un estilo y firmeza impecables”, reconoce a la larga el autor.

Cuando se juntan, Ellroy define la pesadilla de la convivencia: “Éramos pobres. Nuestro apartamento apestaba a caca de perro. Yo desayunaba galletas y leche cada mañana y cenaba hamburguesas o pizza congelada todas las noches. Llevaba ropa andrajosa. Mi padre hablaba solo y les decía a los comentaristas de la tele que se fueran a tomar por culo y que le chuparan la polla. Siempre andábamos en calzoncillos. Estábamos suscritos a revistas de chicas desnudas. Nuestra perra nos mordía de vez en cuando”. Apenas se desarrolló en edad y sobre todo estatura, Ellroy se dedicó con pasión a la delincuencia juvenil, a drogarse con inhaladores y a colarse en casas vacías. Estuvo preso. El padre, sin embargo, le enseñó a leer, le regaló La placa de Jack Webb sobre la vida criminal de Los Ángeles. Después enfermó gravemente, se colgó del hijo viviente, y al fin murió.

La tercera parte es “Stoner”. Bill Stoner fue quien acompañó durante un largo período de investigación a Ellroy. El tono recobra la frialdad del informe policial para contar la larga carrera de Stoner en Homicidios, con destaque de las víctimas mujeres. Al fin, en “Geneva Hilliker” describe el proceso de investigación y búsqueda del posible culpable junto a Stoner, entre policías ya ancianos, rastros que se pierden, El Monte convertido en un agujero infecto. El libro está dedicado a Helen Knode, la segunda esposa de Ellroy, quien lo instó a volver al pasado. Es un relato intenso, a veces agotador. Cuando hizo ese trabajo de más de un año, Ellroy estaba fuerte: había publicado La Dalia Negra (un caso real que reflejaba la muerte de la madre), inicio del Cuarteto de Los Ángeles. Dos obras maestras, Los Ángeles Confidencial y Seis de los grandes (2001), lo ubicaron no solo como un número uno de la serie negra sino también de la literatura estadounidense. La última parte convierte a Mis rincones oscuros en un libro inolvidable. Es difícil de soportar por momentos (como casi toda su obra) debido a la violencia, la falta intensa de corrección política, el romanticismo, el estilo reducido al hueso. Cuando termina, sabe que va a volver al crimen original, generador.

Lo hizo en 2010, con A la caza de la mujer, bastante breve y muy menor, fallido. Cuando inició un Segundo Cuarteto de Los Ángeles con Perfidia (2014), muchos esperaron la repetición, la decadencia. Pero mostró un trabajo demoledor de construcción. A partir de una madre muerta, el hijo demostró una y otra vez que está vivo y bien, a pesar del hecho atroz, y a partir de ella, la pelirroja.

Elvio Eduardo Gandolfo es autor de las novelas “Boomerang” y “Mi mundo privado”, entre otros libros.

ANSL.

Stephen King regresa a las librerías con una distopía feminista

El autor vuelve a la librerías con una novela que firma junto a su hijo, el escritor Owen King.

El bestseller estadounidense Stephen King regresó hoy a las librerías en español, en Argentina en versión virtual, con «Bellas durmientes», una distopía feminista que firma junto a su hijo Owen King.

El libro editado por el grupo Penguin Random House traza una fábula sobre la posibilidad de un mundo más pacífico, justo y exclusivamente femenino.

«Bellas durmientes», del sello Plaza & Janés, se enmarca en un futuro cercano para preguntarse qué sucedería si las mujeres abandonaran el mundo.

Tras la aparición de una misteriosa mujer en una localidad cercana a los Apalaches, las mujeres de todo el planeta caen víctimas de una epidemia desconocida: un capullo blanco surge de ellas aislándolas del exterior y sumergiréndolas en un mundo paralelo del que no pueden despertarlas, porque todo el que lo intenta, muere.

A sus 70 años, King es autor de más de 50 novelas, muchas de ellas, éxitos de pantalla como «Carrie», «El resplandor», «Cementerio de animales».

Télam.

Un año lleno de aventuras y descubrimiento para adolescentes y niños

Novelas, cuentos, youtubers que plasman sus ideas en papel, libros con recomendaciones para los padres, reediciones y hasta libros con actividades de autores como Liliana Cinetto, Liliana Bodoc, María Teresa Andruetto, componen la oferta 2018.

Novelas, cuentos, youtubers que plasman sus ideas en papel, libros con recomendaciones para los padres, reediciones y hasta libros con actividades de autores de la talla de Liliana Cinetto, Liliana Bodoc, María Teresa Andruetto, O’Kif y Tiffany Calligaris componen la oferta 2018 en materia de literatura infanto-juvenil.

La editorial V&R lanza para los primeros lectores «El pequeño pez blanco organiza una fiesta», versión bilingue de Guido van Genechten, autor e ilustrador belga, quien trata el tema de los opuestos para los más pequeños, un texto fue traducido a 15 idiomas y vendió medio millón de ejemplares.

Otro de los títulos pensados para los más pequeños es «Princesas de verdad» de la escritora Elena Luchetti, donde se narra la historia de una serie de princesas reales.

Télam.

 

Una herramienta didáctica para transformar el entorno

Con juegos y canciones la obra “Enfermedad de chagas” invita a reflexionar sobre la historia y la situación en la provincia.

Las investigadoras presentaron el libro hace cuatro años.

En América Latina se estima que hay entre 6 y 8 millones de infectados, según la Organización Mundial de la Salud. Argentina, entre 2003 y 2012, disminuyó los casos de 2 millones de infectados a 1,35 millones. El Ministerio de Salud de la Nación calcula que esta porción representa el  4% de la población.

Entre 2014 y 2015, San Luis, Tucumán y seis departamentos del sur de Santiago del Estero certificaron la interrupción de la transmisión vectorial. Mientras que volvieron a certificar Jujuy, Río Negro, La Pampa, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe.

Hace quince años, las docentes Ana María Brigada y Noemí Gladis Rodríguez comenzaron a trabajar con capacitaciones sobre la enfermedad. Visitaron más de diez escuelas del interior puntano junto con alumnos de la Universidad Nacional de San Luis. También sumaron a profesionales de la salud.

“Diseñamos juegos para los distintos niveles desde jardín hasta la secundaria para que los chicos tomaran conciencia de lo que significa la enfermedad y la prevención. Lo más importante es cambiar las costumbres”, expresa Brigada, doctora en Biología.

Noemí Gladis Rodríguez es farmaceútica y junto a la doctora en Biología Ana María Brigada comenzó a investigar hace quince años.

“El chagas no desaparece y cuando más bajás los brazos, más fácil es que vuelva. La certificación libre de transmisión vectorial no quiere decir que sea para siempre en la provincia”, advierte Gladis, quien es farmacéutica.

Hace cuatros años las investigadoras publicaron el libro “Enfermedad de chagas” que recopila sus análisis y presentaciones en las aulas o plazas sanluiseñas.

“La picadura por lo general es de noche y la enfermedad es asintomática por eso un problema complejo. Creemos que la educación es la base para controlar la enfermedad”, subrayan las pioneras en la difusión de esta patológica endémica en 21 países de América.

En los últimos años la vinchuca transmisora ha migrado a Europa y Estados Unidos. “La enfermedad llegó a esos lugares por donación de sangre o de órganos y por madres chagásicas. En España han nacido 2500 niños chagásicos en los últimos años, siendo que no era una enfermedad de ahí”, dice Gladis.

La afección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por vectores y causada por el protozoario Trypanosomacruzi se vincula con aspectos socio-económico-culturales deficitarios.

Son alrededor de 18 especies de vinchuca y hay distintas variedades del parásito. “En Argentina la mayoría afecta al corazón pero en Brasil afecta la vía digestiva”, señalan.

“Los perros y los gatos son reservorios domésticos pero ellos no se mueren por chagas, los roedores silvestres, las cabras, los quirquinchos tampoco padecen la enfermedad pero la mantienen en el planeta”, aseguran las especialistas quienes han disertado además en Cuba, Uruguay y diferentes provincias del país.

A lo largo de más de cien páginas el libro reúne la historia del chagas en San Luis, conocimientos elementales y juegos que además están en un CD. Los alumnos de las diferentes localidades y parajes participaron con dominós, cartas, rayuelas, juegos de mesa y hasta elaboraron una zamba y un rap. También se comprometieron con cine debates o exposiciones plásticas.

A esta herramienta de prevención se suma la aplicación que en octubre de este año presentó el ministerio de Ciencia y Tecnología para detectar la vinchuca.

 

Nota y fotos para Caminos de Tinta: Acrílico.

Sexo, entusiasmo y tristeza, en un libro atípico sobre el amor

“Los mejores días”, la ópera de prima de Magalí Etchebarne, despliega a través de una serie de cuentos melancólicos y vitales la articulación entre el deseo y lo social. Mujeres que observan y actúan y reflexionan sobre sus relaciones y la soledad.

En uno de esos cruces ardientes que abundan en el libro debut de Magalí Etchebarne, Ana, la protagonista del cuento «Cosita preciosa», aprovecha la indiscreción de una puerta que no debió quedar abierta y ve a Maxi y Loli (que son primos) acostados. Trenzados, precisa el cuento, y va más allá: «No estaban durmiendo. Maxi estaba metido entre sus piernas, como un hombre arreglando un auto, buscando algo». La descripción -estamos hablando, por si hace falta aclarar, de una sesión de cunnilingus- es de una justeza feroz, y a la vez no delata ninguna opinión, ningún juicio de valor, nada de la desilusionada protesta con que «una mujer» compararía los afanes orales de su chico con los husmeos laboriosos de un mecánico en cuatro patas con las rodillas llenas de grasa. Para mejor, un par de renglones más tarde, el relato cuenta que cuando le llega su turno, Ana descubre «por primera vez un orgasmo así, y le pareció una artesanía de la paciencia y de la entrega embobada que ni el amor ni la locura podían conseguir». Chapeau para la bestia en la fosa y sus fauces. Esta escena de éxtasis no se limita a ilustrar una prosa que sabe muy bien qué hacer con el sexo. Es una firma, algo así como la huella digital de una manera extremadamente personal de narrar esa cosa imposible, llena de ilusión, entusiasmo y tristeza, que hay, que sigue habiendo -creer o reventar- entre hombres y mujeres.

Como Maxi, el minucioso mecánico sexual, los varones de Etchebarne están muy lejos de la urbanidad metrosexual: usan camperas de cuero, sudan demasiado, toman cocaína, desaparecen sin avisar. Las chicas, por su lado, son de apasionarse y esperar, a la vez sedientas y observadoras, como salidas de otras prosas y otros siglos. Unos y otras, como trayectorias de estrellas, se rozan, se chocan, se amalgaman, se alejan, mientras a su alrededor algún mundo, por lo general el familiar, con sus padres sin empleo, sus madres que deliran y sus apagadas casas de veraneo, se desmorona sin sonido, en una catástrofe no del todo exenta de lirismo. ¿Libro de amor? Sin duda, a condición de entender amor como lo entendía la hermana Brontë de Cumbres borrascosas: como una forma fuerte, combustible, de articulación entre el deseo y lo social. (La forma más acabada de esa articulación, la más Brontë, por supuesto, es el incesto, como queda claro en el relato «Como animales».)

En ese sentido, Los mejores días no es un libro políticamente correcto; no comulga ni con la desexualización -como fórmula para neutralizar la agresividad- ni con el consenso como condición del bien desear. Felizmente tampoco es incorrecto, porque es insobornablemente frío al belicismo de amazonas y machos emasculables. Lo que protege a Etchebarne de ambas trampas es -joya maldita- el anacronismo, fuerza que deja resonar -sin énfasis, pero con una fe absoluta en el estilo- en la energía un poco descabellada de sus personajes, el culto de todo lo que no es ciudad-campo, sierras, delta, playas de medio pelo- y todo lo que puede ser locura -lunáticas, extraviados, seniles, deprimidos-, cierto aire a western que envuelve a sus hombres, cowboys fisurados que se hacen humo pero -ángeles del desastre- siguen enviando sabias señales románticas desde el más allá. «Pienso que nos amábamos como amaba la gente en el pasado», dice la protagonista de «Cosita preciosa»: «con todo el amor y el odio juntos».

Magalí Etchebarne, autora de “Los mejores días” (Ed. Tenemos las máquinas)

Magalí Etchebarne, autora de “Los mejores días” (Ed. Tenemos las máquinas)
Incluso el trío -la figura erótica que más reaparece en el libro– huele a otra época, más febril, menos alarmada por el yo, la identidad o el valor que por la lógica tirana del deseo. Son tríos siempre desiguales, en los que la pobreza, el origen incierto, la edad, la tara o cualquier otro handicap se cargan de un peso social instantáneo y añaden dosis parejas de intensidad y misterio. Es en ese sentido, por paradójico que suene, que todos en Los mejores días son un poco animales (empezando por los animales mismos, que andan dando vueltas por todos los relatos). Como dice Ana, ese orgasmo cocinado a lo largo de cuarenta deliciosos minutos «sólo podía salir de un animal como ese» (Maxi). Y como dice Maxi: «Ustedes [por Loli y Ana] son mis yeguas, yo vengo y las amanso. Las trato suave, con cariñito, y cuando se retoban avanzo».

La compañera del Capitán, que sale a remar y tarda en volver («Capitán»); la narradora de «Cosita preciosa», a la que Ramón, otro lumpen drogón, deja colgada diecisiete horas con el pretexto de ir a comprar la carne para el asado… Mujeres que esperan a hombres: el tópico penelopeano, en Los mejores días, es lo contrario de un conformismo o una claudicación. Es un acecho, algo que las narradoras de Etchebarne parecen conocer muy bien. Empiezan esperando al hombre, pero qué rápido se distraen con todo lo que no es él, con todo lo que puede habérselo tragado, paisaje, atmósfera, horizonte, y se convierten en puros centros nerviosos, radares hipersensibles a los acontecimientos que fabrican mundo. «Algo más grande se apodera de mí en las horas que espero que algo pase», dice la narradora de «Que no pase más». Bella forma de decir que esperar puede ser una potencia: no lo contrario sino lo que lo hace posible un suceder, y lo que puede darle al suceder esa dimensión otra, incalculable («algo más grande»), que va más allá de lo que cada uno es o hace. La que espera es la que acecha, y la que acecha es por definición la que tiene la «mente siempre en presente», abocada a congelar el día, «el momento en que las cosas cambian». Este es el secreto del tempo de estos relatos complejos, a la vez melancólicos y vitales, capaces de darlo todo por un pequeño cristal de pasado: todos parecen orbitar alrededor de un presente continuo, plagado de inminencias, del que brotan como ramas volutas voluptuosas de un pasado perdido, que no se supo cómo leer mientras sucedía, y que sólo puede volver si la que acecha y escribe, que casi nunca inventa, le agrega sus cositas.

Infobae.

Letras para letrados

El notable escritor e historiador, Jesús Liberato Tobares, editó una antología en la que recuerda sus prólogos, sus presentaciones y sus colegas.

Incansable en su tarea de difundir las letras y los sentires de la puntanidad, el historiador, escritor e investigador Jesús Liberato Tobares editó el libro “Pequeños portales para lúcidas memorias”, una nueva pieza en la que descansa su profusa obra, una de las más grandes de la provincia.

Aunque es en estos días que el libro comenzó a poblar las estanterías de las bibliotecas de la ciudad, «Pequeños portales…» tuvo su presentación en la 5ª Feria Provincial del Libro en San Francisco, en la Biblioteca del Solar Histórico.

En una austera edición de 100 páginas se encierran los prólogos de libros y los discursos que dio Tobares en diferentes actos a los que fue invitado por sus camaradas escritores.

Amelia Orellano, Hilda Torres de Mugnaini, el gran César Rosales, oriundo como él de San Martín; Juan Miguel Bustos, María Teresa Carreras de Migliozzi y el poeta riojano Héctor David Gatica son algunos de los mencionados en el nuevo libro.

De manera simpática y nostálgica, Tobares le dedicó este ejemplar a todas sus maestras, quienes le “ayudaron a descubrir la luz del abecedario”.  Tobares es uno de los íconos máximos del ser puntano y un escritor que no para y que el año pasado fue distinguido con el título Doctor Honoris Causa de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de San Luis.

La obra cuenta con los escritos realizados desde el “Diccionario de regionalismos” de María Delia Gatica de Montiveros  en 1970 hasta “Raíces y proyección de la puntanidad”, de 2014.

Con  Gatica de Montiveros -no por casualidad hay una referencia a ella en la apertura del libro- es con quien Tobares más compartió sus letras y elogios. “No creo exagerado decir que en esta obra cumbre, vive y palpita el alma de la puntanidad”, dice el autor en su libro.

También María Delia fue mencionada por el escritor en otros capítulos del libro: “La presentación del libro de las familias fundadoras de San Luis”, y en otro en el que comparte un capítulo con 19 letrados llamado “Reconocimiento a veinte escritores fundadores de la Literatura de San Luis”.

Aunque la mayoría de los 18 capítulos están dedicados a los prólogos de libros no todos los protagonistas del trabajo son escritores. Tobares dio un destacado espacio a la obra pictórica de Gaspar Di Gennaro y recordó el discurso de presentación en la noche que homenajearon a la pareja de músicos y compositores formada por  Atilio Jorge Jofré y Dora Aostri de Jofré. También editó un fragmento de una carta que le envió a Polo Godoy Rojo.

La escritura puntana se ve reflejada en el capítulo especial en “Reconocimiento a veinte escritores fundadores de la Literatura de San Luis”. En él, Tobares está acompañado de varios ilustres autores, muchos de ellos también amigos.

“Un buen tramo del camino lo hicimos en compañía de esos escritores fundadores”, reconoció Tobares, quien destacó en ese rubro a Gatica de Montiveros, Martín Grillo, Antonio Esteban Agüero, Polo Godoy Rojo, Hugo Arnaldo Fourcade y Dora Ochoa de Masramón.

En “Palabras para la presentación del libro ‘Vida y pasión poética y prosística de Antonio Esteban Agüero’ del profesor Hugo Arnaldo Fourcade” (otro capítulo del libro) hay elogios por partida doble.

Del poeta merlino sostuvo que su poemario “es sin duda el himno más alto y más bello de San Luis”, y del profesor Fourcade dijo que fue “un notable intelectual puntano que dejó un legado valioso y perdurable” en lo educativo, histórico y literario.

En las solapas de las tapas, está, para el lector coleccionista, toda la bibliografía de Tobares, con el nombre de cada libro y su año de edición. Desde la década del ’70 a la actualidad. Están allí sus investigaciones históricas y folclóricas, como su narrativa y su poética.

El Diario de la República.

Plazo extendido para conocer los ganadores

La gran cantidad de relatos recibidos, que superó ampliamente la expectativa de los organizadores, sumado a la calidad de los textos, que obliga en algunos casos a la relectura, obligó al jurado del concurso de relatos “Los libros de Charlie” a solicitar una prórroga para dar su veredicto. El anuncio de ganadores, que estaba previsto para mañana, se postergará una semana, por lo que los nombres se difundirán el miércoles 20.

Escritores de todo el mundo enviaron sus cuentos para el concurso que comenzó a recibir textos los últimos días de setiembre, hasta 10 de noviembre. Finalmente el jurado, conformado por el escritor y director César Albarracín, el rector de la Universidad de La Punta Fernando Salino y la secretaria de Redacción de La Opinión y La Voz del Sud Paola Duhalde, recibió 468 relatos.

«Recibimos relatos de muy buena calidad y estamos sorprendidos por la gran cantidad de escritores que se animaron a concursar», expresó Duhalde ayer y acotó que el trabajo exigió una gran responsabilidad de parte de los jurados que evidenciaron el profesionalismo que muchos de los autores plasmaron en sus escritos.

De San Luis al mundo, muchos países son los representados por los escritores que buscan un lugar en la antología que «Los libros de Charlie» publicará con los relatos ganadores.

Más de cincuenta escritores puntanos se animaron a mostrar su talento y enviaron los relatos para concursar. La mayoría pertenecen a la capital puntana pero también participaron concursantes del interior como Villa Mercedes, Luján, Quines, Potrero de los Funes, Juana Koslay, Unión, San Francisco del Monte de Oro y Villa de Merlo.

Los escritores argentinos también se animaron a participar del concurso. Relatos de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Formosa, Santa Fe o Corrientes llegaron a la casilla del correo electrónico de la organización y están a consideración del jurado.

España también cuenta con sus representantes en el certamen igual que México. Latinoamérica pisa fuerte en el número de participantes, escritores de Uruguay, Perú y Chile se llevan un gran número de relatos. Como condición esencial los textos debían estar escritos en idioma español pero no lo vieron como inconveniente los participantes que enviaron relatos desde Estados Unidos, Londres y Brasil.

El Diario de la República.

Editan un libro de Eduardo Galeano con sus textos sobre fútbol

Con prólogo de Ezequiel Fernández Moores, el libro evoca a Maradona, «el hombre que no podía vivir sin la fama que no lo dejaba vivir», y a Zidane, que en su último partido embistió a un rival y se retiró expulsado de un mundial.

Editorial siglo XXI editó «Cerrado por fútbol», un nuevo libro del escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano (1940-2015), que reúne los textos que escribió sobre ese deporte.

El libro contiene la mayoría de escritos sobre fútbol, dispersos en su obra publicada, pero también varios inéditos y verdaderos hallazgos, como la crónica en la que, con sólo 23 años, llama «traidor» al Che Guevara en persona por haber adquirido en Cuba la pasión por el béisbol.

Galeano fue autor de célebres libros como «Las venas abiertas de América Latina», «Memoria del fuego», «Días y noches de amor y de guerra», que fueron traducidos a veinte idiomas, y por los que fue distinguido en Suecia, Argentina y el resto de América.

Télam.

Punto de (re)encuentro

Tal como lo anunciaron en la última edición de «San Luis no tiene quien le escriba», la Perniciosa tiene para este jueves una nueva invitación al encuentro que se colma de poetas, inéditos, valientes y oyentes. De la mano de Carlos «Tati» Banegas y su libro «Topoletraje», la literatura viene a darle letra a la noche puntana, en un «José de la Vía» que ya le quedó chico. 

Algo que no es la música es la poesía.

Algo que no es la música es la poesía.

A la editorial Perniciosa las juntadas de los viernes por la noche en «Punto de encuentro» le son pocas. Ahora, el evento es un rumor que dejó esos que parecían círculos cerrados. Adolescentes, universitarios, colegas, amigos, amigos de amigos, entre charlas de chat o entre charlas de «previa» saben que cuentan con un grupo de poetas dispuestos de leer y escuchar poesía, a hacerle frente a la noche cuanto haga falta.

Este jueves, como lo prometieron en el último «San Luis no tiene quien le escriba», otra vez música, poesía y la presentación de un nuevo libro harán del Centro Cultural «José de la Vía» el punto de encuentro. La lista de los que leerán (Darío Oliva, Marcos Freites, Facundo Chirino, Anuar Cichero, Pam Quiroga, Gala Zuin Menendez, Jorge Niño Garcia, Cele Vassallo, Malkka Bentivegna, Ana Yapur, Daniel Alvarez, Gabriel Rosales, entre otros) se parece a la de siempre, pero nunca falta el visitante nuevo que anda con un poema en el bolsillo para compartir.

Así, teñido de parte y poesía. Banegas y su libro reeditado "Topoletraje".

Así, teñido de parte y poesía. Banegas y su libro reeditado «Topoletraje».

Como en ediciones anteriores Marcos Freites estará a cargo de la presentación de otro libro pernicioso que se suma: «Topoletraje». Lleno de mística y con puertas que nos dejan cruzar esa línea tradicional, que siempre huele a naftalina, para entrar en los márgenes del mapa sanluiseño, «Topoletraje» es la poesía de esa misma voz que como mantra nos lleva a «Aguas del Peñol». Y quien no haya visto recitar a Banegas, mientras actúa y vuelve cuerpo la literatura, podrá disfrutar este jueves a las 19:30 de una tarde dedicada al poeta de Junín que desde 1994 está radicado en la ciudad del Venado de las Pampas.

Este libro fue editado en 2008, pero como la Perniciosa acostumbra a hurgar, olfatear, saborear, morder y encontrar esos gritos que nadie escucha, entrar donde nadie entra, es que en este agosto nos acerca poemas que muestran la lucha cotidiana y «también la necesidad imperiosa de romper en pedazos la monotonía de un tiempo donde las probabilidades de mantenerse en pie son casi nulas. Ahí están esos versos que quieren invertir el juego, los que van a dar vuelta el resultado, esas rupturas necesarias que inventan el espacio de la mirada donde ceden los fantasmas que nos acosan». Como dice en el prólogo de «Topoletraje», un pequeño adelanto que la gentil editorial entregó a Caminos de Tinta.

«Topoletraje» nos promete un paseo a cara de perro entre gritos, una guía de fantasma donde la posibilidad ya no existe y que lo único que queda en la garganta es rabia. La Perniciosa volvió (y es que nunca se fue, si es lo que estaban esperando), sin pedir permiso, tomando por asalto, haciéndose visible en la orilla, sin padrinos, sin contactos, sin un paquete de naftalina que les haga de piso, está de nuevo para sacar a lucir el malevaje de un San Luis que está y todavía no lo viste.

Nota: Emma Shoshanna.

 

Nace un equilibrista universal: Jorge Berrittella

Después de varios meses de trabajo de edición, Jorge acaba de recibir en formato papel la prueba de galera de su primer libro, «Equilibrista universal», que escribió bajo el seudónimo «JB Paradox». La obra, que cuenta con más de 300 páginas, fue editada por Caminos de Tinta. En esta entrevista cuenta cómo fue el proceso para cumplir este sueño, y cuáles son sus expectativas para el lanzamiento de la obra.

Jorge, en una fotografía editada que pretende aclimatar al lector en su ópera prima: «Equilibrista universal».

—Comentame, Jorge, ¿de dónde sos oriundo, y cuántos años tenés?

Nací en la provincia de Buenos Aires y tengo 34 años.

—¿Hace cuánto estás acá en San Luis?

Y… Desde los 10 años, más o menos.

—Hace bastante tiempo, indudablemente puntano por adopción… ¿Cómo llegaste al mundo de la literatura?, ¿mediante qué autores o libros?

Básicamente, en la escuela secundaria me empezaron a dar libros de Jorge Sallenave, pero he leído de diferentes autores como Isaac Asimov o a Philip Dick por ejemplo; uno que me gusta mucho era Michael Crichton, un estadounidense que escribe ciencia ficción, pero no soy de basarme en un autor como para decir “me gusta este autor”. Generalmente sigo literatura de ciencia ficción o libros que hablan de cosas que no me esperaría o que no son de las comunes, que no son de dragones, dinosaurios… Básicamente entré por ese lado en la literatura; ahora, el tema de la escritura fue reciente y todo comenzó por un sueño: un día me desperté después de haber soñado, escribí en el celular lo que había soñado, y me desperté convencido de que si lo escribía en un libro algún día iba a ser un best seller, y así fue como salió mi primer novela que se llama “Equilibrista universal”.

—¿Cuáles son los antecedentes hasta el momento?

Este es el primero, y ahora estoy escribiendo el segundo, ya voy por el quinto capítulo y estoy muy entusiasmado con los resultados…

—¿Es una secuela o una obra con temática diferente?

Vendría a ser la saga de la primer novela, así que estoy pensando todavía el nombre. En realidad es una precuela/secuela porque tiene mucho que ver con paradojas temporales, pero primero tienen que leer “Equilibrista universal” para poder comprender el otro.

—¿Podemos tener la primicia del nombre?

¿Del segundo libro? (sonrisas), creo que se va a llamar “Soñar lo cuesta todo”.

—Bien, ahora ya terminaste de escribir y editar un libro, contanos el porqué del título y qué es lo que uno puede encontrar dentro de estas páginas?

Bueno, la obra se llama “Equilibrista universal”, es una novela de ciencia ficción que fue creada con el objetivo de ser diferente. Sé que muchos autores buscan eso, pero abordan temas que ya fueron muy usados y los tratan de ver de diferentes puntos de vista. Yo también, obviamente no hay mucho que inventar, pero es el punto de vista el que debe cambiar y es el punto de vista el que te hace una novela original. Yo creo que la hice con el objetivo de que me gustara a mí, principalmente, pero hasta ahora todos los que la han leído han quedado contentos y me dicen algo que me preocupa mucho, y es que la novela en sí es demasiado original y nunca habían leído algo parecido, no sé si eso sea bueno o malo (risas)…

—Si bien lo escribiste esencialmente para vos… ¿Te gusta pensar o sentir que puede llegar a lograr algo en alguien?

Y yo pienso que es el sueño de cada autor, no sé, influenciar positivamente con una novela. Incluso he escuchado que hubo libros que han salvado vidas o mentes, por decirlo así…

Tapa y contratapa de EU,

—Más temprano me dijiste que tenía bastante de filosófico el libro. ¿Por qué lo catalogás de esa manera?

Porque sí, porque la premisa principal es una lucha contra el caos y la destrucción total de los multiversos, y los personajes están forzados a pensar que ellos son tanto los culpables como las posibles soluciones a ese problema y es una cuestión que los pone en lugares extremos donde hay mucha presión, donde cada paso tiene su consecuencia y una consecuencia que es una bola de nieve que pasa de un universo a otro, entonces el punto de vista existencial es algo que no se puede evitar, así que cada uno lo ve de distinta forma, cada uno desea… el poder es algo tan absoluto que les nubla la mente, y justamente este equilibrista universal es alguien que tiene que tener la mente equilibrada para equilibrar y mantener los limites universales, así que el punto de vista filosófico viene por ese lado.

—¿Tenés algún tipo de influencia más allá de una creencia filosófica, alguna creencia religiosa o espiritual?

Mmmm no, he pasado por varias experiencias religiosas distintas… O por lo menos quise instruirme en distintas religiones, pero ninguna me convenció, soy más de la ciencia que de la religión…

—Te consulto porque lo que planteás, esto del existencialismo, se puede ver reflejado en algún tipo de creencia religiosa, y hablo de «creencia religiosa» como concepto acabado, para no mezclar las cuestiones de diferentes religiones, me hace pensar en el budismo… Hay películas que lo plantean y tal vez en tu libro uno puede llegar a encontrar eso, no sólo como una cuestión de expandir la mente y dejarse atrapar y «comer» por el libro, si no de abrir una clase de percepción o creencia quizás oculta y de la cual no se percató antes, y puede ser que el libro sirve de trampolín, ¿no?

Puede llegar a ser, no tengo un nombre, o una religión o una forma de pensar para identificar lo que diferentes personajes piensan, porque justamente son diferentes puntos de vista, y algunos son bastante desencontrados y se confrontan continuamente entre sí por ese motivo, pero yo creo que el bien y el mal es algo universal y es algo difícil de no considerar en cuestiones filosóficas, por ahí el budismo siempre habla de la bondad o la paz interior, en el libro es algo así como que ni siquiera la bondad o la maldad importa, es uno de los puntos filosóficos que se analizan, o por lo menos los personajes analizan en el libro desde sus puntos de vista después de todas esas experiencias vividas.

—Para una persona que recién se inicia en el mundo de la literatura, ¿qué autores recomendarías y qué tips les darías para quien no se anime o no sepa qué escribir, por dónde comenzar, o si debe escribir lo que piensa o siente?

Y en cuanto a los autores yo creo que, recomendar un autor, es recomendar un estilo de escritura y… Sí a mí me gusta la ciencia ficción, te puedo recomendar varios, pero es depende el gusto de cada uno, así que yo creo que adecuarse a los estilos literarios de cada uno, según lo que le guste y empezar a averiguar ese estilo porque yo no estoy instruido en todos los estilos literarios, a mí me gusta la ciencia ficción, he leído bastante sobre ello (o he visto películas del género) y que tal vez no guste a los demás, pero la escritura es universal y se tiene que ver de esa manera. Lo que yo recomendaría es explorar todos los estilos literarios, para saber cuál es con el que uno se sienta más identificado.

—¿Cuándo estará disponible el libro y dónde lo podemos encontrar?

Ya está disponible la versión ebook, en Amazon, basada en la edición en papel, que estoy tramitando a través de la editorial de Caminos de Tinta, así que en cualquier momento habrá novedades sobre eso… Mientras, a través del formato digital espero que les guste la novela y la puedan disfrutar.

—Si la gente se quiere contactar con vos por alguna sugerencia o algo, ¿lo puede hacer por algún medio?

Sí, lo pueden hacer justamente a la pagina de Caminos de Tinta, ahí pueden comunicarse con el editor, Mariano Pennisi, y conmigo.

Enlace al ebook de Jorge, para comprar «Equilibrista universal» en la versión digital AQUÍ.

 

Nota: Metalero del Sur.

Fotos: Cortesía Jorge Berrittella.

Edición y corrección: Sinforiano Digital.

Darío Oliva, el poeta en fuga

Durante las IV Jornadas de Literatura Infantil y Juvenil, Darío Oliva presentó “El laberinto de Proteo” en el microcine de la Universidad Nacional de San Luis y dialogó con CdT sobre su obra.

Darío Oliva presentó “El laberinto de Proteo” en el microcine de la UNSL este viernes 7 de abril.

El poeta villamercedino desconfía de la inspiración prefiere trabajar todos los días “sobre el oscuro yunque de su canto”, como decía Antonio Esteban Agüero.

—Durante la presentación dijo que al escribir muchas veces se mueve entre la ansiedad y el juego.

—Si no puedo disfrutar de la poesía me frustro. Necesitás una liberación, jugar con las palabras, los conceptos y otras lecturas. La ansiedad es por terminarlo como vos lo has planeado. A veces pasa que la idea se te fuga y ahí entra la frustración, pero si vos podés jugar hasta con la fuga misma de una frase, está bueno porque te impulsa a no quedarte. Yo trato en lo posible de terminar el texto en el día.

Borges decía que podía conocer el comienzo y el final del texto. Lo que viene en el medio es la fuga de la idea, la ansiedad por terminar y que te dispare hacia otra cosa.

—En los poemas que leyó predominaban los ojos, ¿necesita observación para pescar esa fuga?

—Sí, Herman Melville hablaba de tres conceptos básicos: la observación, la experiencia y la imaginación. La observación es crucial, ya sea de tus semejantes, la propia o en otras obras. Y si no hay introspección difícilmente puedas transmitirle algo al lector.

«El laberinto de Proteo», de Darío Oliva.

—¿En los comienzos usted era introspectivo o más afín al juego?

—Yo me acerqué a la poesía por mi timidez y porque el silencio me embargó siempre, sobre todo en un momento de dolor y el papel me ayudó a darle salida.

Oliva explica que desde el 94 se dedicó a trabajar los textos, “siempre dejando pedazos de uno”. Actualmente prepara tres obras nuevas y dice que el poeta Joaquín Giannuzzi “le partió la cabeza”.

—Seguramente que ha cambiado la visión de la poesía por los más de veinte años de escritura, ¿cómo la definiría ahora?

—Trato de ser menos solemne con una definición de poesía porque nunca llegamos a un acuerdo, ni siquiera en lo que es literatura. No definiría a la poesía porque es algo tan cambiante, por eso lo de proteico en mi libro, cambiar de formas.  La poesía tiene ese disfraz, esa forma de ser proteica, que me fascina.

Oliva es fundador y primer presidente del taller literario “Arcadia”. Coordina el taller de creación de literaria “Proteo”. Forma parte del colectivo ENIE (Encuentro Nacional Itinerante de Escritores). Ha sido premiado en concursos provinciales, nacionales e internacionales. Publicó Epígrafes, Breviario, Eco-Grafía, Cronopias (Viaje a la Isla de Cortázar), Fugas de luz. Se desempeña como jefe de Cultura en su ciudad.

—Durante la presentación eligió una frase de Paul Auster: «Los escritores somos seres heridos. Por eso creamos otra realidad», ¿se hiere él o lo hieren?

—Las dos cosas. A veces uno se autoflagela, a veces me pasa, es medio borgeano ese sentido, medio faquir pero la poesía es un camino para no amargarme. Por eso la sensibilidad de los poetas, pero hay que trabajar la palabra, transpirar tinta.

Nota y fotos, para Caminos de Tinta: Acrílico.

“El ambiente nos está demandando una visión más holística”

La doctora en Derecho Ambiental, Gladys De los Santos Gómez, coordina la publicación del libro “El Ambiente en la Argentina del Bicentenario”, publicado por el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), en 2012.

Gómez coordinó la publicación del libro “El Ambiente en la Argentina del Bicentenario”.

Gómez coordinó la publicación del libro “El Ambiente en la Argentina del Bicentenario”.

En esta entrevista analiza el panorama medioambiental internacional y puntano. Además de coordinar la publicación de una obra de referencia nacional, Gladys de los Santos Gómez es presidente del Centro de Investigación Aplicada a Capacitación y Difusión Ambiental (CIACDA) y profesora de Derecho Ambiental en el Instituto Superior de Seguridad Pública de San Luis.

En su obra sobre el ambiente en la Argentina del Bicentenario, Gómez contó que la publicación se gestó cooperativamente y tuvo el aporte de Yolanda Ortiz, primera secretaria de Ambiente del país designada por Perón.

Para la autora, el principal aporte de la obra consiste en las “diferentes perspectivas de los autores, tanto disciplinares como desde los distintos ámbitos de actuación de cada uno y áreas geográficas de las que provenían algunos, la rica trayectoria ambiental y su experiencia, enriquecieron la obra, que fue pensada como un aporte tanto para tomadores de decisión en la temática ambiental, pensando en el ámbito del COFEMA, como para la reflexión de los ciudadanos de esta Argentina del Bicentenario”.

Panorama internacional

—¿Hay ejemplos en el mundo de otros modelos de desarrollo más acordes al medioambiente?

En los inicios del tercer milenio, Europa se perfilaba como un modelo de bienestar, en donde el ambiente era incorporado con fuerza en las políticas de la Unión Europea, pero luego de los ajustes generados por la debacle financiera del 2009, el proceso se ralentizó. En América Latina, en los últimos años se ha avanzado en la incorporación de la dimensión ambiental en las políticas de Estado, con importantes y novedosos aportes en cuanto al Derecho Ambiental, aun cuando nuestros países seguimos insistiendo en el cumplimiento de convenios internacionales como el de cambio climático y biodiversidad por lo cual los países más desarrollados deben contribuir financieramente con tecnologías limpias y cooperación internacional, ya que han sido los que más han contaminado.

Gómez, entre otros documentos, destaca el informe del economista inglés Nicholas Stern, quien advierte que los daños que se producirían por el cambio climático podrían representar pérdidas de hasta el 20% del PBI mundial. Para contrarrestarlo, el estudio de 700 páginas publicado en 2006, propone una inversión anual del 1% del PBI. Pero los países más fuertes económicamente aún no ceden.

el-ambiente-nos-esta-demandando-una-vision-mas-holistica-sostiene-gomez

Presente puntano

“Nuestra provincia, viene desde hace varios años creciendo en la toma de conciencia ambiental con importantes políticas públicas que se van consolidando y que la posicionan en el ámbito nacional e internacional. No obstante, hay que continuar avanzando en la cohesión de las políticas sustentables, sumando participación ciudadana responsable y como bien lo señala nuestro papa Francisco en su Encíclica Laudato Sí, haciendo hincapié en la educación, ya que estamos ante un desafío educativo, para lograr cambiar hábitos y actitudes que van en detrimento de todo y de todos”, analiza.

“El papa habla de pensar como una gran familia humana porque la cooperación es fundamental para la evolución. También pide una vida más sobria. En el planeta somos siete mil millones y para 2050 se calcula que seremos 9.500 millones. No podemos seguir en un modelo de desarrollo donde las riquezas están acaparadas por un 1% en detrimento de todos y todo, porque se degrada el ambiente y esa maximización de beneficios ha ido a parar a esas manos que seguramente tienen mucho que ver con que el tema ambiental no se conozca más. Son los intereses que gobiernan al mundo, lo cual es muy peligroso también porque llegan a tener un poder más fuerte que los propios Estados, y eso es muy grave para las democracias del mundo y para la seguridad humana”, sostiene.

“En San Luis tenemos una rica y variada biodiversidad y recursos naturales que deben preservarse, pensando en la satisfacción de las necesidades presentes tanto como en el de las futuras generaciones. Debemos hacer un uso sustentable de nuestros recursos y ser conscientes de la importancia del cuidado de los mismos, para frenar las amenazas que los ponen en riego, tales como la tala indiscriminada, los incendios o el tráfico de especies”, asegura.

Tapa de la obra.

Tapa de la obra.

Cambio de paradigma

“Ya no se puede pensar ni en maximizar beneficios a costa del ambiente, ni en políticas empresariales inmorales como la obsolescencia programada, es decir fabricar productos que se rompan lo más rápido posible para que la gente compre más”, agrega la especialista puntana.

“Me resulta esperanzador escuchar al economista Bernardo Kliksberg que está abogando por el cooperativismo y el emprendedurismo. Porque aun cuando la crisis es tan grande, la paradoja es que los cambios vienen desde lo pequeño hacia lo grande. Las cooperativas tienen que volver a tomar fuerza porque ahí se ve la asociatividad y la solidaridad necesarias para fundar un nuevo paradigma. El capitalismo nos ha llevado a una encrucijada porque no contempló lo social ni al medioambiente”, señala Gómez.

La doctora en Derecho Ambiental asegura que el cambio implica un giro copernicano. Abandonar el individualismo, el consumismo, el tener para ser. “Aun en el acceso al conocimiento seguimos formateados por el modelo cartesiano que parcializó el conocimiento. Necesitamos que los futuros ciudadanos empiecen a abrir la mirada para tener esa visión holística que el ambiente nos está demandando. Deberíamos tender hacia lo integral para ver la realidad en su totalidad y dar respuestas ambientales eficientes. Si no, cada cual, lo ve desde su perspectiva. El principio de interdependencia que rige en la naturaleza nos rige a nosotros también”, dice.

—¿Por qué se menosprecia esa mirada holística, integral?

Se desconoce, porque todavía vivimos adentro de un paradigma que está llegando a su fin. Nos cuesta darnos cuenta que necesitamos ampliar esa mirada, pero a medida que vamos haciendo ese descubrimiento notamos que no puede ser de otra manera, porque somos un reflejo del todo, al que integramos.

—En el libro habla de un atascamiento histórico, ¿es posible que con la encíclica cambie eso?

Tengo mucha expectativa. Tenemos que orientarnos al desarrollo de tecnologías limpias, no a la tecnología boomerang que hemos creado. Tenemos toda la capacidad para generarlas pero ahí tiene que estar el Estado incentivando a los emprendedores y a las cooperativas.

—Así como existe esta verdad incómoda, ¿qué mentiras reconfortables cree que hay?

La economía verde, porque es como maquillar el modelo de desarrollo neoliberal. No se cambia de fondo, se sigue negando el problema. O cuando se dice que es una buena política seguir promoviendo biodiésel que, en principio sería una buena medida, pero lo perverso no es que se utilizan los rezagos de un cultivo de caña de azúcar o soja por ejemplo, sino que se desmonta y planta para biodiésel. En Argentina la cantidad de biodiésel que se ha exportado de esta manera ha sido en un porcentaje alto.

—En este cambio de paradigma, ¿pensar a largo plazo sería lo mismo que un sentido de trascendencia para el ser humano?

_Lo positivo es ver a las crisis como una oportunidad para aprender. Creo de esto tiene que salir el verdadero sentido de trascendencia. El papa en la encíclica plantea una serie de interrogantes como qué hemos venido a hacer en este mundo, cuál es la misión que tenemos cada uno. Rescatar, con estos interrogantes tan esenciales, ese sentido de trascendencia, de todos y de cada uno de nosotros. El consumismo ha ido dejando de lado muchas cosas simples. Hemos caído en eso que los poetas decían: «hemos confundido valor y precio». Hay muchas cosas que no tienen precio y que son inestimables para los seres humanos. No solamente es valioso lo que tiene precio.

 

Nota y fotos para Caminos de Tinta: Matías Gómez.

El poeta Matías Gómez presentó sus latidos despoblados

Un libro es virtud y privilegio. El autor le pone alas pero es el lector el que vuela. Estos latidos, que se dicen despoblados. son desprendidos de la sensibilidad que brota desde adentro, y laten en Matías mirando y viviendo, andando, transformando lugares en palabras, paisajes en letras, oscuridades o luces en poesía. En un acto íntimo pero muy emotivo, el poeta presentó ante la sociedad su primer poemario, que fue realizado bajo el sello editorial de Caminos de Tinta.

La obra "Latidos despoblados", del joven Matías Adrián Gómez.

La obra «Latidos despoblados», del joven Matías Adrián Gómez.

Este autor, diferente en estilo y voz, no decae ante la diversidad y variedad de formas y contenidos. La poesía es la vida misma, que se disuelve en sangre con los ojos del alma mirando y con los de la cara disimulando. Estos escritos pretenden hacer florecer los huecos de las manos que atesoran incontables huellas vividas, llenar de asombro a las miradas que se deslizan por estas líneas, donde el tiempo será el encargado de abrir o cerrar la puerta de su costado luminoso y fértil. Estos latidos nunca morirán, estos corazones no se apagarán, Matías los ha poblado de esperanza, vida, dedicación y un profundo amor a la poesía.

En su acto de presentación, Gómez fue galantemente presentado ante las personas que acudieron al acto: primero por Julio Cejas, un celebre escritor de la ciudad de Villa Mercedes, seguido por Mariano Pennisi, pilar y sendero de estos Caminos de Tinta, amigo y editor de su poemario, quien no escatimó en elogios hacía el talentoso joven poeta. «Matías es una persona que siempre está enseñando algo; lo hace sin saber que lo está haciendo, casi pidiendo disculpas», dijo Pennisi, ufano y orgulloso de ser parte de esta primera obra literaria realizada por el sello de CdT.

Matías aseguró que este libro pudo publicarse gracias a las personas que creyeron en estos poemas y que confían en el poder transformador y comunitario de la poesía.

Durante la presentación del evento, Cejas, Gómez, Pennisi, y el músico Salas.

Durante la presentación del evento, Cejas, Gómez, Pennisi, y el músico Salas.

La obra reúne poemas de hace 10 años con otros de principio de 2016, donde el autor trató de presentar varios estilos y técnicas aunque hay un tono nocturno y caminante que predomina.

Él cree que la noche nos conecta con el compromiso de recuperar los sueños más antiguos de la humanidad y de aceptarnos como tales. En estos acelerados años la poesía, aunque no siempre lo consiga, parece ser uno de los oficios que pretende ser fiel a sus huellas, a su sangre.

A la hora de tomar la palabra, Matías expresó: «El 13 de diciembre del 71 en su discurso de premio Nobel, Pablo Neruda dijo: ‘Todos los caminos llevan al mismo punto, a la comunicación de lo que somos’, y continuó: «Él piensa que es saludable que en la sociedad existan personas que en cualquier rama del arte sigan ese deber, y que haya espacios donde se respete y se convoque a quienes han decidido captar la vida con todos los sentidos pero también con otro sentido. Incluso yendo más allá de las palabras o de las imágenes».

15683302_1379020528776272_1425621954_n

«El poeta -prosiguió Gómez- no es un ‘pequeño dios’, advertía Pablo en su discurso. No está signado por un destino cabalístico superior al de quienes ejercen otros menesteres y oficios. Expresó Neruda, que el mejor poeta es el hombre que nos entrega el pan de cada día: el panadero más próximo, que no se cree dios, que cumple su majestuosa y humilde faena de amasar, meter al horno, dorar y entregar el pan de cada día, con una obligación comunitaria».

«Y si el poeta llega a alcanzar esa sencilla conciencia -continuó el discurso-, podrá también la sencilla conciencia convertirse en parte de una colosal artesanía, de una construcción simple o complicada, que es la construcción de la sociedad, la transformación de las condiciones que rodean al hombre, la entrega de la mercadería: pan, verdad, vino y sueños».

«Esta conciencia de la que habla Neruda es también una forma de conversar, de resonar, de estar siendo. Y es acá donde la palabra poética por su propia fuerza se reparten como el pan multiplicado».

Invitación a la presentación del libro de Matías.

Invitación a la presentación del libro de Matías.

Contando con la compañía excelsa de las clásicas cuerdas de la guitarra de Mariano Salas, Matías y sus declamaciones con acompañamiento dejaron casi sin respiración a los presentes, que cerraban los ojos para ver los paisajes y momentos que Matías ofrecía en cada una de sus palabras.

La tapa del libro es un cuadro de Viviana Bonfiglioli, reconocida artista puntana, tan sensible al mundo de las letras como el del pincel. Bonfiglioli es la referente del taller artístico «Silenciosos incurables» y la pintura en cuestión se llama «Conexiones». «Siento que este primer poemario, editado a pesar de sus cavernosas oscuridades, hoy puede ver la luz gracias a personas y poetas locales que me enseñaron a descubrir conexiones y a amasar, pase lo que pase», expresó emocionado Matías, agradeciendo a Viviana, una de sus maestras.

Luego tuvo lugar «Dialogo Nocturno», un poema que sutilmente acompañado de «meditación preludio» en guitarra, que ingresó suavemente por los oídos y se hizo un mágico lugar en algún rincón del corazón, impregnándose en la piel.

Le siguió «Verano», en el momento en que se fundían cálidos reflejos de sol por el par de ventanas y entre los sonidos de los flashes de las cámaras, donde «la fragilidad se sostiene a milagros», según MAG.

La tarde lentamente se movía de la luz cuando en las «Notas del piano nocturno» Matías nos entregaba frutos de su incesante búsqueda, de su centrada atención y de esa musical emoción que hace nacer un poema con «escalofriante aritmética» desde una canción.

La presentación siguió junto al «Ave María» de Schubert donde muchas de las almas allí presentes se elevaron, salieron de la sala, danzaron y volvieron al cuerpo para abrir los ojos. Continuó la «Serenata española» de Joaquín Malats, siempre en manos de Salas, mientras la mirada noble, tranquila y leal de Matías recorría los espacios como buscando y encontrando ideas a sus versos, letras a sus nidos, palabras a sus vuelos.

Con «Tiempo feliz», una danza andaluz de autoría propia, Salas otorgó la otra voz que necesita una melodía para convertirse, junto a la delicada prosa de Gómez, en armonía.

La gran jota aragonesa, interpretada y arreglada por uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos, Francisco Tarrega, en esta ocasión tuvo lugar en las manos y cuerdas de Mariano.

Y llegó la hora de la entrevista:

CdT: —¿De dónde nace esta pasión? ¿Quiénes fueron las personas que te incentivaron a caminar estos caminos? ¿Hay autores puntanos involucrados?

MAG: —De acá de San Luis la primera figura de poeta, como persona que escribe y a la vez tiene un trabajo, es decir que ensambla la actividad artística con el quehacer cotidiano, fue Gustavo Romero Borri, con quien tuve la gracia de dialogar. Luego conocí a otros poetas puntanos que iban a un taller de un poeta de Bs. As. en la Universidad Nacional, el poeta se llama Hugo Toscadaray; él ya no está aquí pero recuerdo su gusto por la escritura de Juan Gelman. De ahí conocí a otros poetas, Claudia Malatesta, Amelia Arellano. De alguna manera ellos fueron mis referentes, cuando era adolescente.

Matías, junto a su novia Eliana (derecha), compartió fotos para el recuerdo con amigos.

Matías, junto a su novia Eliana (derecha), compartió fotos para el recuerdo con amigos.

CdT: —¿Cuándo escribiste tu primer poema?

MAG: —Y como todo niño, lo hice para tratar de conquistar a una mujer (risas). Me acuerdo que fue un poema de amor, una burda copia de un poema de Neruda, no me acuerdo cuál, pero fue así.

CdT: —Algunos de tus poemas nacen de tu contacto con lo exterior, de caminante observador como buena persona atenta y despierta. ¿Cómo influye en tu escritura lo natural?

MAG: —Sin dudas Antonio Esteban Agüero, de este poeta me fascinaba el amor que sentía por la naturaleza. Él me hizo ver a lo natural como algo vivo, fue lo primero que detecté en Agüero.

CdT: —¿Ya comenzaste a imaginar tu segundo libro?

MAG: —Ya lo tengo.

CdT: —¿Se puede adelantar algo?

MAG: —Ahora tengo que definir algunas cosas, aprovecharé el impulso que me dio «Latidos despoblados» para convencerme de que se puede, entonces nacen mis ganas por renovarme, desafiarme con otros estilos.

CdT: —¿Un segundo libro que conserva similitudes con este?

MAG: Básicamente es lo contrario a éste. Para resumir, este libro es nocturno. El otro, es luminoso. Es la luz la protagonista.

Nota elaborada por Keno para Caminos de Tinta.

Fotos: Luciano Grangetto / Keno.

Rezzano presentó «Vida en la naturaleza y educación»

El pasado 22 de noviembre en el Colegio Público de Profesionales de Educación Física, ubicado en el centro de la ciudad de San Luis, tuvo lugar la presentación de este libro que llevó al profesor Miguel Rezzano más de 25 años de elaboración.

Portada del libro de Miguel Rezzano.

Portada del libro de Miguel Rezzano.

Los Caminos de Tinta, en sus variopintos senderos, nos ponen cara a cara con circunstancias múltiples del peregrinar cotidiano. Esta oportunidad encontramos camino hacia arriba, divisamos el suelo desde altísimas cumbres, nos convertimos en grandes rocas con aguas de ríos sonoros cayendo, nos hacemos de tierra, con aire y con el calor de una llama. Es que en él su ingrediente principal es que sea bajo el inmenso cielo, caminando por largos campos, entrando a bosques, siempre demostrando y compartiendo conocimientos, sabiduría, etc.

Reflexiones bucólicas de una jornada de nacimiento literario… El pasado 22 de noviembre tuvo lugar la presentación del primer libro del profesor nacional Miguel Rezzano; allí aprendimos que fuera de las aulas y expuestos al clima natural también se aprende, se enseña, se educa, sin tizas ni pizarrón, sino con ideas claras y mucha diversión.

Al llegar, vimos en la puerta del lugar a Miguel, con su celular, quien ajustaba algunos detalles finales antes de ingresar al salón. Nos presentamos e inmediatamente recibimos de su parte un tono modesto y una mirada profunda de interés, de entusiasmo, abierto y atento.

Rezzano de 59 años de edad hace mas de 25 años que trabaja en este libro, captando de cada instante la expresión necesaria para enseñar o transmitir sus saberes, sin egoísmos y con mucha actitud.

—¿Usted es nacido aquí en San Luis?

—Sí claro, soy bien puntano. Nacido y criado aquí en la ciudad de San Luis.

—¿Cómo fue que se despertó esta pasión por la naturaleza y todos sus derivados?

—Desde muy chico, cuando tenía entre 8 y 9 años nos fuimos de campamento con profesores y sacerdotes del Colegio «Don Bosco». Siempre recuerdo esos momentos, allí nació el gusto por armar la carpa, encender el fuego para cocinar, compartir meriendas y juegos con compañeros y amigos. Esa fue la primera vez que salí y desde allí disfruto las actividades al aire libre.

En la presentación de la obra.

En la presentación de la obra.

La vida en la naturaleza con fines educativos ha tomado un renovado impulso en  colegios, instituciones públicas y privadas de Mendoza a mediados de los 60, que es cuando egresan los primeros profesores del Instituto Nacional de Educación Física.

Rezzano, egresado del INEF en 1978, recibió esta enriquecedora formación académica, que sumada a su innato amor por la naturaleza y su permanente actualización, conjuga el perfil propio de aquellos docentes que con gran entusiasmo logran transmitir a sus educandos las habilidades, conocimientos y aptitudes tangibles y favorecedoras cuando se realizan en el medio natural.

La idea de este trabajo es poner en manos de docentes, estudiantes y aficionados las actividades que dentro del marco de la naturaleza abordan todas las disciplinas escolares. Un material útil, de fácil comprensión y ágil lectura. Se busca introducir al lector en el mundo mágico de la vida en la naturaleza y educación con sus diferentes manifestaciones: salidas, paseos, caminatas, trekking, campamento y dentro de ello el aspecto educativo.

A pesar del auge que tienen las actividades de la vida en la naturaleza y la educación, la mayor parte de los docentes carece de la preparación suficiente para asumir las responsabilidades de liderazgo en este campo. En consecuencia, son reacios a emplear los recursos educativos que se encuentran en la naturaleza.

«Vida en la Naturaleza y Educación» no es una materia especifica, no sólo atraviesa todas las disciplinas sino que las interrelaciona con la naturaleza. Muchos educadores han tenido experiencias valiosas y fructíferas, el objetivo aquí es transformar el respeto por la naturaleza en respeto por uno mismo y el prójimo, y viceversa. En el complejo mundo actual cada vez es más necesario que los docentes reevalúen, modifiquen y hasta cambien de raíz sus planificaciones y métodos para hacer frente a la demanda de responsabilidades educacionales. La adaptación a la vida y el cuidado del medioambiente otorga una responsabilidad mucho más importante a la educación formal.

Se aprecia en la lectura de los distintos capítulos, en el que se refiere al conocimiento del medio físico y social, establece una adecuada y progresiva adaptación de acuerdo a las edades de los alumnos, cuando se les hace descubrir el entorno natural incorporando conductas ecológicas que les servirán para el futuro. En su enfoque sobre el medioambiente las connotaciones ecológicas, sociales, geográficas y antropológicas tomadas en cuenta, se interrelacionan constantemente creando un ámbito positivo para que pueda repercutir a nivel personal y social, de la escuela y hacia el mundo. Desde allí destaca la importancia de la familia y de los educadores en la formación de hábitos saludables, en la preservación del medioambiente y recursos naturales.

Firmando un ejemplar.

Firmando un ejemplar.

Son importantes en los saberes del aula la tarea del juego y la recreación. En cuanto a las técnicas especificas para la organización y conducción de actividades en excursiones y campamentos, como orientación, cabuyería, juego; las premisas son claras y sin duda acrecientan el acervo cultural de cada docente.

Miguel ya evalúa una segunda publicación, pero esta vez piensa otorgar a cada lector conocimientos provenientes de los pueblos originarios, sus costumbres, sus creencias, sus maneras de vivir, sus formas de aprender, sus leyendas, sus tradiciones, sus métodos, sus maneras de ofrecer Vida y Educación en la Naturaleza.

Audio de Rezzano, explicando brevemente el fundamento de su obra:

Escrito por Keno para Caminos de Tinta.

Foto y audio: Keno.

Graciela Sigilo presentó sus “Verdades para la humanidad” en la Casa de las Culturas

A sala llena se presentó el libro de la terapeuta holística el jueves 28 de julio por la noche. En la obra comparte vivencias espirituales que la acompañaron durante más de cuarenta años.

La obra de Graciela Sigilo fue presentada en la Casa de las Culturas.

La obra de Graciela Sigilo fue presentada en la Casa de las Culturas.

Sigilo, radicada en San Luis hace ocho años, explicó que con su obra se propone llegar a más personas además de quienes asisten habitualmente a sus seminarios de espiritualidad y bienestar. La idea del libro comenzó en 2007, luego se detuvo hasta que hace cuatro meses la retomó de lleno junto a su yerno.

“Iba entrando información a mí y no podía terminar ese libro porque me habían dicho que se llamaría ‘Verdades para la humanidad’, no fue un nombre que lo decidí yo, fue como enviado. Y ya estoy comenzando a hacer el otro”, expresó.

Graciela también firmó ejemplares para los asistentes.

Graciela también firmó ejemplares para los asistentes.

La autora subraya que fue profético este proceso creativo para alumbrar la “1ª Enciclopedia Espiritual de Argentina”, mediante la editorial El Tabaquillo, de Villa Mercedes. “Si bien fueron vivencias personales desde los 18 años y con mis hijas, no eran muy simples de plasmar porque no habían sanado totalmente. Cada experiencia espiritual fue en un principio devastadora y después fui acomodando mis sentimientos, sanando esas emociones, hasta convertirlas no más en llanto. Llevar esas experiencias a las palabras no es fácil. Realmente no tengo mucho estudio, tengo hasta tercer año de secretariado comercial así que con todo esto me fluyó una inteligencia que no es la mía. Hay palabras que ni siquiera son las mías”, consideró tras firmar los ejemplares luego de una cálida presentación donde estuvo acompañada por familiares, amigos, el pianista Sergio Muriel, el saxofonista Fabio González y seguidores de esta disciplina que se dieron cita a las 20:00, en el auditorio frente a la plaza Independencia de la ciudad capital.

—Está de moda el género New Age y el despertar de la conciencia…

Sí. Tengo sesenta años. Tuve que acallar muchas experiencias porque no era el momento. Ahora puedo decir todas las experiencias que transité sin que se me mueva nada de lo emocional, sin suponer que nadie pueda suponer. Estoy mucho más allá de todo eso. Cuando era joven me daba resquemor el pensamiento de la gente hacia mí. En este momento no me influye en nada.

—¿Cruzó un límite?

Sí. Cruzás ese límite y al cruzarlo lo único que querés es entregarle lo mejor a la gente y no te importa lo que puedan opinar porque no lo hacen por maldad sino por falta de información.

—¿Lo mejor para la gente qué sería?

Tener una vida plena. Empezar a preocuparse en no ser negativos, aprender a verbalizar y atraer a su vida lo mejor que puede, porque cada persona es el peor enemigo de sí mismo. El enemigo no está fuera, está dentro de ti y con tus pensamientos, palabras y obras haces tu vida actual. Y estás en donde estás por tus pensamientos, palabras y obras. Nosotros podemos ser moldeados como la arcilla, sólo que esa arcilla en lugar de moldearla en un ser pleno, la hacemos en un ser sufriente, porque nos falta información. A través de la información podemos cambiar la genética. Ya está comprobado científicamente, podemos cambiar las moléculas del agua.

La Casa de las Culturas, a pleno para recibir la presentación de la obra de Sigilo.

La Casa de las Culturas, a pleno para recibir la presentación de la obra de Sigilo.

Temperamentos, regresiones a vidas pasadas, nuevos mapas del mundo, alimentación, uso correcto del calendario maya, son algunas de las temáticas, acompañadas por fotografías, que aborda la terapeuta. Es que la doctrina holística propone un concepción de la realidad como un todo.

Asimismo, Sigilo habla de sus experiencias con seres extraterrestres y lo que descubrió leyendo el diario íntimo del almirante Byrd: “El polo norte y el sur tienen entradas a una ciudad que existe dentro de la tierra hueca”, sostuvo durante la presentación.

—¿Cómo es eso de que comió lentejas durante mucho tiempo en San Luis?

Cuando vine para acá dejé a todos mis pacientes en Lomas de Zamora (Buenos Aires). Acá fue duro sostener la parte económica porque no me conocía nadie. No soportaba más la energía de Buenos Aires, puse la casa en venta y me vine a San Luis. Y encontré mi lugar en el mundo. Comí lentejas mucho tiempo y tuve que empezar de cero.

—¿Qué energía tiene San Luis?

Para mí tiene una de las mejores energías del planeta.

Sigilo vive actualmente en Potrero de los Funes. Durante la entrevista además recordó la importancia de rescatar determinadas prácticas nativas como por ejemplo el ritual de la Pachamama y consideró: “Es hora de que los grupos herméticos den sus conocimientos a la humanidad”.

—¿Cree que nos cuesta convivir con el misterio?

Tenemos temores y atacamos por miedo. La gente ataca y está en guardia, se vive defendiendo de no sé qué.

 

Nota y fotos para Caminos de Tinta: Matías Gómez.

Un pequeño viaje al corazón de Ana Merelli

Durante la presentación de su último libro, «De mis manos al corazón», que se realizó en la Casa de la Cultura, Ana Merelli habló con Caminos de Tinta sobre diversos temas relacionados con su pasión por la escritura.

El acto se llevó a cabo en la Casa de la Cultura.

El acto se llevó a cabo en la Casa de la Cultura.

Leer su nombre o escucharlo invitó, (al menos a quien escribe), a recordar a la querida Ana Laura Merello, mejor conocida por los argentinos como «Tita». De manera similar al caso de la actriz, el tango ha influenciado la obra de Ana Merelli, una autora mercedina, que se define simplemente como «una mujer que escribe».
Merelli nació en Cruz Alta, en la provincia de Córdoba, pero llegó a la provincia puntana a los 8 años y siente que en Villa Mercedes está su lugar.
El miércoles 15 presentó en la Casa de la Cultura de la ciudad de Villa Mercedes su segundo libro de poemas, titulado «De mis manos al corazón». Aunque disfruta de su logro actual, Anita (como la llaman sus amigos) proyecta continuar con sus publicaciones hasta completar una colección, que podríamos dar en llamar «Saga de las manos».
Después de haber recitado varias de sus creaciones ante el numeroso auditorio, Ana Merelli accedió a una entrevista con Caminos de Tinta donde habló de sus emociones, sus pensamientos y su obra.

¿Cuando empezó a interesarse por la poesía?
No tengo en cuenta ni cuándo ni por qué. Para mi es más simple: El que escribe está inspirado. Sólo llega… Casi de una forma divina. Es cuándo surge un deseo interior muy fuerte de hacer algo distinto y romántico. No pasa únicamente en la literatura; pasa en la pintura, en la escultura, en todas las artes. Algunos lo llaman «musas». Yo prefiero llamarlo inspiración divina, y eso no se compra.

¿Alguna vez estudió una carrera vinculada a la literatura?
Nunca; soy autodidacta. Solamente tengo un título de maestra normal, pero no es propiamente literatura. Aunque ya estoy jubilada hace 37 años.

¿Qué autores son los que más han tocado su corazón?
Jorge Manrique y, cuando era más joven, Bécquer.

Ya adentrándonos en la obra, este es su segundo libro publicado. ¿Cómo nace «De mis manos al corazón»?
Nace porque considero que cada parte de mi ser cumple una función, pero en mi vida, mis manos son lo más importante. Con las manos creamos, pero también acariciamos, damos amor, damos ternura. Muchas veces una caricia puede suplir un montón de otras cosas, cuando la persona que la hace la siente de verdad. ¡Todavía más cuando esa caricia está acompañada de una palabra! La mayoría de los poemas del libro tienen que ver con eso.

¿Aun habiendo nacido en Cruz Alta, se considera una escritora puntana?
No. Amo este lugar, pero no me considero una escritora. Me considero, en todo caso, una mujer que escribe y nada más. Alguien que escribe sobre las cosas de la vida, las bellas y las que no lo son tanto.

¿Piensa publicar más libros de poemas en el futuro?
Sí. De hecho, pensé en publicar varios desde que terminé el primero. Mi primer libro se llama «De mis manos al papel»; y ya tengo pensado que los que sigan se llamen «De mis manos a la tierra» y «De mis manos para vos». Después de la presentación de hoy, tengo más ganas de hacer una colección de libros.

A continuación un fragmento de «Locos de amor», una poesía de Ana Merelli con referencias a la canción «Balada para un loco» de Astor Piazzola y Horacio Ferrer.

Nota y foto: Kafka Tamura.

El refutador de leyendas: Pedro Bazán presentó “La imaginación sumergida”

Abrazado a sus dos hijos, Pedro Bazán realiza, inconscientemente, un acto que se ha permitido muy pocas veces en su vida. Llorar. Apenas, pero llora. Contenido por la presencia de muchos conocidos que asistieron a la presentación de su nuevo libro, “La imaginación sumergida”, el escritor sólo deja que sus ojos se humedezcan y tomen el rojo de la alegría. Son lágrimas que salen desde lo más profundo de su sinceridad.

En esa escena completa de ternura y amor fraternal se comprime –como las emociones en el pecho de Pedro- una buena parte de lo que acaba de suceder en la presentación de su nueva novela, un intrincado policial plagado de humor negro que le llevó diez años terminar.

“La imaginación…” cuenta la historia, entre otras, de Sebastián, un hombre que accidentalmente es hijo del mar. También relata la vida de su madre, una mujer convertida en prostituta para encontrar al hombre que embarazó. Y de Salcedo, un policía que busca su condecoración. Y de un escritor en busca de la consagración.

Fue Paola Duhalde –periodista, escritora y compañera vital para Bazán, pero sobre todo madre de su hija más pequeña- quien vio en lo que inicialmente era un cuento, una potencial novela. “Ella me dijo, una vez que leyó el manuscrito, que podía profundizar en la historia”, reconoció el autor en la presentación.

El hecho de que el emotivo acto se haya realizado en “Los libros de Charlie. Palacio cultural” fue especial para Bazán, ex periodista de El Diario de la República y actual jefe de San Luis Libro. La presentación fue la tercera actividad del emprendimiento, que encontró en Fernando Salino, el presentador del libro, una sentida explicación.

“Es muy bueno buscar salir del duelo y del dolor creando una biblioteca, si esto pasara más seguido, otra sería la actualidad cultural”, sostuvo el rector de la ULP.

Sin caer en la autoindulgencia, Pedro prefirió que su alocución se centre más en la literatura universal que en su novela. Contó que cuando era chico y vivía en la zona rural de Rufino se adentraba en las siestas en la biblioteca de la casa y gracias a los clásicos griegos abría puertas imaginarias. Sumergía su imaginación.

“Me emociona la literatura”, puntualizó el escritor en un momento de su charla, entre recomendaciones de Kafka, García Márquez, John Kennedy Toole y Jack London, entre otros. Y fue durísimo con los que considera los responsables de que la gente se aleje de la lectura, los académicos  y los docentes. “No logro aceptar que se etiquete a los autores”, protestó.

Tan preocupado está Pedro en refutar teorías, que a veces, según dijo Salino -quien se consideró su amigo- se boicotea sus propias sentencias. A tal punto llega esa posición, que el presentador dijo que él y el autor piensan exactamente lo contrario “en casi todo”.

La más lúcida apreciación que hizo el rector en torno al alumbramiento de la novela fue cuando la calificó como “un excelente ejercicio de libertad”. Salino celebró el hecho de que Bazán haya tenido a esta altura de su vida la necesidad de contar lo que sucede en “La imaginación…”, una obra que si bien no es autobiógráfica tiene algunos condimentos en los que se reconocen las costumbres del autor.

Los whiskys que se toma uno de los personajes, “son los whiskys que alguna veces se tomó Pedro”, confió el presentador, con el simpático e hidalgo reconocimiento de Bazán, sentado a su lado.

El Diario de la República.