Listado de la etiqueta: juana koslay

Diego Furbatto presentó sus obras en la Feria Medieval de Juana Koslay

En el marco de la III edición del evento de corte medieval, el escritor del sur bonaerense, caracterizado para la ocasión, compartió con Caminos de Tinta sus comienzos en la literatura medieval y fantástica y las obras que publicó.

—¿Cómo te acercaste a la literatura?

Principalmente la lectura, leer, leer y leer, hasta que leí Tolkien y cuando leí Tolkien me cambió totalmente la forma de lectura, antes yo leía libros de aventuras en general, pero con la fantasía heroica, después de Tolkien era prácticamente lo que más leía. A fines de los 80, después un mal día de laburo (venía con muchos…) mi mujer me dijo “porque no te ponés a escribir como terapia…”, y qué sé yo, empecé… y de repente se hilvanó una historia que terminó transformándose en un libro, pero estuvo guardada en un cajón hasta hace unos pocos años… En el 2011 empecé a contarles cuentos a mi hija más chica para que a la noche no mirara televisión; después cuando fue más grande se los escribí, bien ordenaditos se los publiqué y empecé a escribirle una historia más compleja, en un momento se me fue de las manos y la historia compleja se transformó en una saga de tres libros, y hay un cuarto que está terminado y que es complementario, no cuenta esa historia, empieza un poco antes, termina un poco después y hace un spin off de determinadas situaciones que quedaron sin redondear en el libro, así que a partir de ahí empecé a escribir ya con profundidad, y más compenetrado en la escritura, sintiéndome escritor, no como una terapia.

—¿Cuántos libros has sacado hasta el momento, y qué temática tratan?

Cinco libros, en realidad el tercero de la saga no salió pero por un problema de imprenta, tendría que haber venido con el libro acá, y no llegó. Todos son fantásticos, tres son parte de una saga que son una fantasía épica ambientada en la Patagonia, el cuarto libro es «Cuentos Infantiles», los que le contaba a mi hija a la noche, y el quinto libro es éste que escribí como terapia a fines de los 80 y que el año pasado lo tuneé, lo corregí, lo pulí, le saque mucha mucha punta, le escribí un par de capítulos nuevos y lo saque a la venta…

El escritor de Temperley conoció por primera vez San Luis en el año 1995, también estuvo en La Toma y Merlo. «La provincia está maravillosa, el cambio con respecto al 95 es impresionante. Es un ejemplo de cuántas cosas se podrían hacer en otras provincias», afirmó y señaló que la gente puntana lo cautivó por su carácter cordial y predispuesto. Entre los escritores locales conoce a varios, pero principalmente ha tratado a María Inés Lafranchi. Por otra parte, elogió la tercera edición de la Feria Medieval en San Luis, la cual contó con mayor cantidad de concurrencia que sus predecesoras. «El evento propiamente estuvo muy bien organizado, el espacio, los tiempos, los stands para poder vender», remarcó. El escritor señaló que la convocatoria fue muy buena, aunque lamentó que muchos expositores o aficionados se pierdan estos eventos porque no pueden costear los viajes. «En mi caso si me tuviera que limitar exclusivamente a las ventas no podría justificar el viaje, lo que pasa es que la provincia es tan linda y como lo hacemos a modo de viaje en familia, tomamos un paseo».

—¿Tenés alguna expectativa de sacar más libros a corto o largo plazo?

Si, “La hermandad de los Guatianos”, que es este que te decía, el cuarto que es complementario, y estoy planeando una trilogía steam punk…

—¿De qué trata ese estilo?

Steam punk es un estilo… como si fuera la revolución industrial en Inglaterra a fines de 1800, donde no se descubre la energía eléctrica, entonces tenés un mundo cargado de modernidad pero de modernidad a vapor, pueden convivir armas de fuego con espadas, hay dirigibles, hay tren a vapor… motos… o sea es una onda “retro futurista”, hace poco leí un libro de un autor argentino que se llama “Budum”, y cuando lo terminé dije “¡esto me copa!”; hablando con un par de conocidos me dijeron “eso es steam punk”, yo ni sabía cómo se llamaba pero me gustó mucho el estilo, tengo hace mucho en la mente la idea de un francotirador… y un francotirador medieval no existe, entonces bueno quería poner un arma de fuego y el steam punk me dio una idea. Y hay un proyecto que justo lo hablé ayer cuando llegué acá a San Luis, después de doce horas de viaje, porque están todas las rutas cortadas, venía tratando de vislumbrarlo, tengo ganas de hacer cómic, sobre la historia medieval, pero que no cuenten lo mismo del libro sino que sean complementarios, pero es un proyecto que ayer se me ocurrió, hablé con el ilustrador y me dijo “copado, me prendo… pero ahora hay que remar todo eso…”.

—¿O sea que te considerás como un escritor multifacético?… por todo lo que me comentás, los libros que has sacado y las historias de los libros, si bien van como para un lado es como que tienen varias aristas.

Mirá… distintos ámbitos, no sé si multifacético, porque todo siempre se queda dentro del género de la fantasía, o sea no escribir realidad, no escribir costumbrismo, entonces… No sé si en ese sentido sí he variado porque quiero pasar de texto narrativo a cómic, y el cómic es guión, es una cosa totalmente distinta que de hecho estoy estudiando y aprendiendo ahora, o sea que también va a ser un ensayo en función de que también pueda guionar, no es lo mismo novelizar, o sea lo primero que nos dijo el profesor de guion es “cuando vos haces guión, lo que contás es lo que pasa afuera y no lo que pasa adentro del personaje, y cuando vos novelizás primero le contás a la gente cómo es el personaje, qué siente y qué le pasa para después ponerlo en un ambiente”… Así que tengo que ver si realmente me sale más o menos bien, la idea es ensayarlo…

Bien, repetime, ¿cuál es el último libro que sacaste y qué expectativas tenés con él?

El último libro se llama “El Arpa Milenaria”, es el tercer libro de la saga, de hecho, va a salir la semana que viene y la verdad tengo muchísimas expectativas, porque a raíz de Facebook, que es mi red social de publicación, hay gente que lo está pidiendo y lo está esperando porque es el tercer libro, mi expectativa es sacarlo, que vengan y me digan “¡Uy! ¡Yo vine por ese!” y que vengan treinta o cuarenta tipos de golpe y un día vender cuarenta libros juntos y decir “¡la rompí!, ¡soy famoso!” (risas)…

¿Es muy complicado el ambiente literario en cuanto a la venta, comparado por ejemplo con el aspecto musical?

Mirá, en algún aspecto es muy parecido, los dos la tenemos que remar, tenemos que crear nuestra obra, llevarla al corte final y después, recién, que el público la aceptó y es buena, alguien te la compra… La ventaja, que tiene, sí, la música, es que una persona se sube a un escenario, toca cuatro o cinco acordes y a un montón les gusta y a otro montón no, con el libro te lo tiene que comprar primero para ver si le gusta después… No hay manera… Yo te puedo contar la historia y te puede parecer maravillosa pero tenés que leerlo para ver si vas a comprar el segundo libro, en ese sentido hay un punto a favor de la música, pero después tienen que transpirar la camiseta igual que nosotros.

Perfecto, si se quieren comunicar con vos, ¿alguna vía de contacto en especial?

—Sí, diegofurbatto@gmail.com, o Letgrin que es el nombre del personaje letgrin@gmail.com, y si no Diego Furbatto que es la página de Facebook, es un círculo rojo con dos espadas cruzadas es la manera más fácil de identificarme.

Perfecto, muchísimas gracias…

—¡Gracias a ustedes!

 

Nota: El Metalero del Sur.

Fotos: Cortesía Diego Furbatto.

Edición y corrección: Sinforiano Digital.

«No es fácil ponerse a escribir hasta la madrugada cuando uno sabe que al otro día hay que levantarse temprano para ir a trabajar»

Palabras de Gabriel Kuntze, escritor rosarino, de 29 años, aficionado a la literatura fantástica que se presentó en Juana Koslay en el marco de la III edición de la Feria Medieval. En la ocasión nos mostró su última obra, «El Panteón de los Inmortales: Hijo del Hielo», y nos contó sobre sus comienzos y algunas dificultades de ser un escritor independiente.

 

—¿Cómo entraste al mundo de la literatura?

Ya en la década del 90 lo primero que vi en lo que respecta a lo fantástico, fueron los juegos de rol, “El Señor de los Anillos” específicamente; en ese momento no tenía idea lo que era eso; nos pusimos a jugar, descubrimos lo que era el mundo y me gustó mucho. Al toque fui y me compré el libro y bueno me lo devoré en una semana prácticamente, habré tenido no sé, 12 o 13 años, y ahí fue cuando arranqué de lleno en la fantasía. Lamentablemente acá siempre fue difícil conseguir lo que es literatura fantástica, por el tema de importaciones, por diferentes causas…

—¿Te referís a tu ciudad natal o a Argentina en general?

—En Rosario. Y justo había salido una biblioteca en los puestos de diarios, muy barata, y me la compre toda y la primer saga que leí fue “Dragonlance”, que se convirtió en mi saga favorita a lo largo de los años, con lo que aprendí mucho, tanto cosas buenas como cosas malas de la literatura, no sólo de la literatura en sí, sino del negocio de la literatura, como la saga arrancó siendo dos trilogías y después se transformó en una franquicia, fui aprendiendo mucho cómo se va degenerando un poco a través del cambio de autores, cuando pasa por muchas manos una misma historia, como se va modificando para bien o para mal, después otra saga que me impactó mucho fue “La Rueda del Tiempo”, que es muy larga para los que la conocen, son creo 15 tomos, también me afectó mucho… Se convirtió casi en una rutina leerla, todos los días… Era tan larga que todos los días me acostaba y la leía; estuve meses leyéndola y cuando termino fue… [gesticula con elocuencia].

—¿Cuánto leías? ¿Media hora por día o tres, cuatro horas…?

Leía mucho, pero era tan larga que era como que no terminaba nunca… Es más, el último año, el último volumen que salió en el 2013, si no me equivoco, prácticamente un mes antes de que saliera, me había terminado el volumen anterior y estaba ansioso por que saliera el nuevo, y faltaba un año para que se traduzca, entonces me lo leí en inglés de tan ansioso que estaba [risas]… Pero bueno, ahí también aprendí mucho, “La Rueda del Tiempo” fue una historia que el autor falleció y dejó sus escritos para que otro autor la continuara con su propio estilo y se podía diferenciar claramente lo que eran los estilos… Bueno, por un lado también lo que me disgustó es que muchas cosas no me resultaron al cambiar el autor, el escritor en este caso, lo que me afectó fue que una historia se modificaba de esa manera y yo, como lector, era impotente de poder afectar esa historia, entonces una de las ideas principales de crear mi propia historia era poder decidir yo el camino que iba a tomar y así bueno, nació “El Panteón de los Inmortales” que originalmente era en realidad un pasatiempo que tenía yo de insertar un personaje en diferentes historias. ¿Cómo resultaría un personaje especifico -que en mi libro es Valor, el hijo de Hielo-, y cómo resultaría en diferentes historias? ¿Cómo resultaría si lo pongo en la Tierra Media? ¿Cómo resultaría si lo pongo en el mundo de “La Rueda del Tiempo” o en “Dragonlance”?, era un pasatiempo mío y alrededor de ese personaje fue construyéndose todo el mundo de Aldina que es donde ocurren las historias de “El Panteón de los Inmortales”, si voy a autores específicos… y tengo muchos, principalmente los de las historias que acabo de mencionar, pero bueno hay otros como Salvatore que hizo la saga del “Elfo Oscuro” y bueno Margaret Weis y Tracy Hickman también hicieron otra saga que me gustó mucho que era “El Ciclo de la Puerta de la Muerte”, que yo creo que influyeron mucho pero trato de adaptar mi propio estilo que también una de las cosas que hago en mis libros es insertar lo que es cultura argentina en un mundo medieval fantástico, para un poco diferenciarme de lo que es el género, o sea para que no se siga leyendo lo mismo una y otra vez… A veces lo que también trato de hacer es no leer nada mientras escribo, precisamente para no verme tan influenciado de manera inconsciente por los otros autores y tratar de conservar mi propio estilo… si es que hay uno, eso lo definirá el lector, seguramente.

—¿A qué edad empezaste a escribir?

A escribir novelas, por lo menos la primer novela “Hijo del Hielo”, la arranqué a escribir en el 2013, que bueno yo tenía 23, 24 años en ese momento. Antes de eso me gustaba mucho escribir FanFiction de videojuegos, por ejemplo del mundo de WarCraft, ese era uno de mis preferidos, pero también escribía textos cortos, reseñas… Me gusta escribir de todo, escribir libros fue casi un pasatiempo que fue tomando vida poco a poco, ¡y cuando me di cuenta tenía 300 páginas en la mano y no sabía que hacer!

—¿Cuántos libros hasta el momento has editado, o cuántos tenés guardados para sacar en algún momento?

Libros en sí tengo editados dos, que bueno el primero es “Hijo del Hielo” que saqué en el 2014, y el segundo que es “Varanech, Doncella de los Demonios” que saqué ahora en el 2017, esta misma semana [en abril], esos son los dos libros que tengo, por lo pronto tengo la idea por supuesto de cómo sigue esta historia pero aún no me puse a escribir cómo continúa habiendo recién lanzado el segundo, por ahora estoy más concentrado en lo que es difusión y pulir un poco lo que es también el primero porque originalmente cuando lo saqué no tenía en mente publicarlo y la cabeza que uno tiene cuando lo escribe modifica mucho lo que es el resultado final , siempre tiene diferentes… La capa de pulido es diferente, tiene más errores, tiene unos fallos que se van corrigiendo a medida que avanza la historia pero con el tiempo uno trata de darle cierta constancia a algunas características que tiene la historia, pero a eso planeo hacerlo en ediciones futuras.

—¿Qué expectativas tenés con este próximo libro que ya está por salir?

Mis expectativas… A ver, la recepción que tuvo el primero fue muy pobre, yo creo que al género en sí, en nuestro país, por desgracia no se le da mucha importancia; lo que es la literatura se le presta atención a otras cosas que son más políticas, biográficas, generalmente es lo que más consume la gente en lo que respecta a literatura, por eso el género está muy centrado en lo que son los círculos específicos de lo que es la fantasía, por eso nada más lo vemos en la ferias o lo vemos en grupos cerrados de literatura fantástica. La recepción del primero, si bien la gente que lo ha adquirido me ha felicitado, se ha acercado, me ha preguntado por el segundo, muchas personas cuando venían y veían que era un libro solo, sentía un poco de rechazo por que creían que la historia no iba a seguir, que iba a ser un proyecto que quedaría parado ahí… Creo que al ver que hay un segundo libro van a sentir como que esto continua, que va sobre ruedas, que tiene un futuro y se van a sentir más atraídos a averiguar un poco más, lo que creo que a medida que vayan saliendo más y más volúmenes, la recepción va a ir creciendo por que la gente va notando que hay algo que se está creando, que hay un mundo ahí gestándose, por lo que me parece que el segundo va a tener más recepción que el primero y va a favorecer incluso la llegada del primero.

—¿Pensás que la cuestión de sacar una saga de libros es una cuestión actual tal vez de “moda” o es porque el escritor tiene mucho para decir y no alcanza o no entra en un libro?

Yo creo que hay una combinación de factores, por un lado sí, la historia es demasiado larga para contarla en un solo volumen, hacete la idea que estos dos volúmenes que son los primeros son un total de 650 páginas y la idea es hacer cuatro volúmenes, así que imagínate que un tomo de 1200 páginas sería inviable, eso por un lado pero también hay un factor que es comercial, por un lado por supuesto para el escritor que también en cierta manera es el editor, es mucho más barato publicar un libro más corto que hacer uno muy largo, no sólo es más barato si no también es más fácil porque se tarda menos en todos los procesos, al ser uno autor independiente la corrección corre a cargo del editor, las correcciones hoy en día te salen prácticamente lo mismo que la edición del libro, entonces no le queda otra a uno que hacerlo por su cuenta, la corrección al hacerla uno, es más fácil hacerla en un libro de 300 páginas que de 600, mucho más fácil, también está el factor de que hay menos chances de que uno cometa una pifia de lo que es la cronología de la historia misma…

—¿Te ha pasado?

Es que muchas veces pasa… que uno se pisa su propia historia sin darse cuenta, mientras más larga hace la historia más chances hay de que ocurra eso, al ser más compleja, y por último creo que hay también un factor comercial porque es como dijiste vos “es de moda” y también es lo que el lector espera. Yo creo que la literatura fantástica contemporánea nace de Tolkien, por lo menos la contemporánea, y él lo hizo en tomos y se dio ya casi como una tradición, a lo largo de la historia de estas últimas décadas siempre se dio así, todas las grandes sagas salieron en tomos también por la misma razón, no sólo del editor, sino también del lector en sí, un libro enorme sale mucho más caro que un libro más chico y generalmente comprar un libro de $500 o $600 no lo va hacer nadie, entonces hay un montón de factores que ayudan a que el libro salga rápido, de que el lector lo consuma más rápido y bueno después hay un montón de cosas, hoy en día con cuestiones de redes sociales, con internet, genera una expectativa extra, “va a salir el próximo libro…”, hoy en día que es la época de los spoilers, en la que todos tiran un avance… O sea prácticamente cuando la gente ya consume algo y ya sabe de qué trata, ya sabe prácticamente cómo termina, es muy común y hoy se juega mucho con eso, esperan que el consumidor esté ansioso por el producto, entonces se vende mucho por partes, precisamente para eso, “por cuenta gotas”, para ir dándole esa ansiedad extra y cuando sale el producto tener un impacto mayor, yo creo que es como dije antes, una multitud de factores, en lo personal es por un lado porque hay mucho por contar y no podría hacerlo en un solo tomo, de hecho incluso al primer libro, “Hijo del Hielo”, yo quería que tuviese más páginas y más capítulos, pero me di cuenta que si empezaba a contar ciertas historias tenía que terminarlas no podía dejarlas a la mitad, era inviable, tenía que terminar haciendo los dos libros en uno, entonces lo corte en cierto punto, más corto de lo que esperaba… pero al final resultó ser una duración aceptable por lo menos lo que creo yo, tiene 27 capítulos, 320 paginas, y el segundo también supero las 300 páginas, los capítulos son menos pero porque son más largos, pero bueno eso también ayudó a que pudiera juntar el dinero para publicarlo, para que el tiempo de publicación entre uno y otro no se haga tan largo y también el de corrección, insisto que al ser escritor independiente y tener que hacer la corrección yo tengo que combinarlo con mis actividades personales o sea, yo cuando dejo de escribir trabajo de otra cosa y esto ya prácticamente lo hago en el tiempo libre, lo hago de hobby, entonces consume tiempo, consume esfuerzo, muchas veces me ponía a escribir a las 12 o 1 de la madrugada y sin ganas, no es fácil ponerse a escribir cuando uno sabe que al otro día hay que levantarse temprano para trabajar, -entonces es un esfuerzo extra…al ser un libro un poco más corto el esfuerzo se torna menor y ayuda un poco a que resulte un poco más aceitado el asunto. Esas son prácticamente las razones, por lo menos en mi parte, no sé si hay otros factores que yo no viví, pero en lo personal es económico, de tiempo, y hay mucho que quiero contar.

—¿Si la gente se quiere comunicar con vos cuáles serían las líneas de contacto?

Actualmente hay una página de Facebook “El Panteón de los Inmortales”, si no generalmente la mayoría de las ferias que se están realizando en Argentina que usualmente se concentran en Buenos Aires, casi siempre me van a encontrar participando y siempre se pone el aviso de que voy a estar presente; se pueden comunicar conmigo, no hay problema, generalmente trato de responder todos los días si me mandan un mensaje. A las ferias de Rosario voy a casi todas, para los que sean de Rosario, y a las de Buenos Aires trato de ir a la mayoría; esta feria de San Luis es a la primera a la que voy ajena a estas dos provincias así que está muy linda, está muy bien armada la verdad es que es excelente la recepción, pero la idea es tratar de ir a la mayor cantidad posible de ferias, como dije antes, generalmente este género se va a ver más presente en las ferias medievales, en las ferias fantásticas, así que es en donde más me van a ver, también en la Feria Internacional del Libro, en el puesto de la editorial Dunken, que es el editor que se encargó de este libro.

 

Nota para Caminos de Tinta: El Metalero del Sur.

Edición y corrección: Sinforiano Digital.

 

Encuentro internacional de poetas y escritores en San Luis

Con quince invitados, el evento se desarrollará este jueves en El Volcán, el viernes en Juana Koslay y el sábado en la ciudad de San Luis

Del jueves al sábado se realiza un encuentro internacional de poetas y escritores

Del jueves al sábado se realiza un encuentro internacional de poetas y escritores

El término flâneur en francés se refiere al explorador urbano. El poeta Charles Baudelaire fue quien inauguró esa figura que luego imitarán y profundizarán líricos arrabaleros como Baldomero Fernández Moreno en la populosa Buenos Aires. La huella es la sangre de la poesía. Lo supo el caminante José Hernández, incluso del otro lado, Matsuo Basho recorrió casi todo el Japón medieval a pie para condensar haikus imborrables. No hay poemas sin camino.  Y a esta misión parecen responder los quince poetas que llegaron a la provincia desde Uruguay, Ecuador, Colombia, Chile y Francia solamente para compartir la palabra.

“La palabra es el único elemento capaz de sostener la alegría, la tristeza, el amor, la filosofía. Por eso estamos acá”, expresó el novelista y cuentista ecuatoriano Santos Miranda Rojas, quien además presentará en tierra serrana su libro “Criollismo mágico”.

Rojas es presidente de la Unión Hispano Mundial de Escritores. Dijo que llevará hasta su país una iniciativa puntana impulsada por la revista “El Quijote”: literatura en la cárcel.

También desde Ecuador,  pero de la provincia norteña Esmeraldas, Adolfo Ortiz Rodríguez presentará su antología poética.

“San Luis es una ciudad verde, me encanta su naturaleza”, dijo. “Me identifico con la paz, necesitamos un mundo más humano y equilibrado, y ésa es la parte de esta propuesta literaria para que los pueblos nos hermanemos más”, sostuvo.

Los poetas compartirán sus versos en El Volcán, Juana Koslay y San Luis.

Los poetas compartirán sus versos en El Volcán, Juana Koslay y San Luis.

El evento, organizado por la Alianza Latinoamérica de Periodistas Turísticos y el Municipio de El Volcán, comienza este jueves en el café Romanov, a las 9:00, en la localidad, y se extenderá hasta la tarde con muestras fotográficas, la presentación del Coro de Abuelos de El Volcán, y del Taller literario Los Charlatarios.

El viernes por la mañana, en Juana Koslay, los poetas visitarán la Escuela 264 “Juan Martín de Pueyrredón” de Juana Koslay y el Instituto San Francisco de Asís.

El sábado desde las 20:30, con micrófono abierto y entrada gratuita, habrá un recital en el Centro Cultural José La Vía, de la Municipalidad de San Luis.

“El encuentro está respaldado por Naciones Unidas de las Letras con su presidente Joseph Berolo, que también estará en San Luis”, señaló la poetisa puntana Iris Cadelago, y agregó: “Quiero agradecer a los compañeros que han viajado siete mil kilómetros por tierra desde Ecuador, cruzaron Perú y medio Chile para visitarnos”.

Por su parte la poetisa Klaudia Malatesta agradeció la oportunidad de compartir. “Es un placer conocer a cada uno de estos poetas, y realmente me están dando lecciones más que de poesía, de vida, porque ponen la poesía en su cuerpo y la llevan. Así que hagamos un espacio para compartir y encontrarnos con ellos, porque es algo muy valioso”, señaló.

Nota: Matías Gómez.

Fotos: Malvina Urquiza.

Video y edición: Martín Micali.

Fuente: Agencia Noticias San Luis.

 

Alumnos presentaron lo que será el libro “El Chorrillo, corazón de la Puntanidad”

Después de años de esfuerzo y trabajo, los estudiantes del Colegio Nº 13 “Profesor Roberto Moyano” y de la Escuela Técnica Nº 37 “Ingeniero Germán A. Lallemant”, bajo la dirección de la docente Laura Gómez, mostraron en sociedad la investigación, sobre la historia y geografía de la localidad, que a modo de reconocimiento y premio será editada por San Luis Libro, según lo confirmó el jefe del mencionado Subprograma, Pedro Bazán.

Alumnos presentaron lo que será el libro “El Chorrillo, corazón de la Puntanidad”.

Alumnos presentaron lo que será el libro “El Chorrillo, corazón de la Puntanidad”.

Este miércoles, en el salón principal del Colegio Nº 13 “Profesor Roberto Moyano”, ubicado en la intersección de la calle Virgen del Carmen y avenida Los Nogales de Juana Koslay, se realizó un acto donde presentó la investigación desarrollada por chicos de la localidad, con vistas a una próxima publicación por parte del Subprograma San Luis Libro; además, se disputó el 6º concurso “Conociendo más de mi San Luis”, un torneo intercolegial de preguntas de cultura general puntana, donde compitieron cinco instituciones: el colegio anfitrión, la Escuela Técnica Nº 37 “Ingeniero Germán A. Lallemant”, la Escuela Nº 23 “Umberto Rodríguez Saá”, el Instituto “San Francisco de Asís”, y la Escuela Nº 267 “Gobernador Heriberto Mendoza”.

El inició de la acto tuvo la lectura de la declaración del concurso como de interés educativo provincial, la proyección de un video alusivo a la Semana de la Puntanidad, el recibimiento de las banderas ceremoniales, la entonación del Himno Nacional Argentino, la palabras de bienvenida de la directora del Colegio Nº 13, Analía Saldúa, y una breve reseña histórica a cargo del profesor Diego Calvo.

Después de eso, la docente Laura Gómez, encargada del proyecto de investigación, acompañada de los alumnos del “Roberto Moyano” y de la “Germán A. Lallemant”, subieron al escenario para presentar el material teórico titulado “El Chorrillo, corazón de la Puntanidad”, un trabajo investigativo de más de seis años en el cual se estudió la historia y geografía de la localidad.

Tras un video de presentación del material, la profesora Gómez pronunció emocionada: “Pudimos escribir el libro para homenajear a todo El Chorrillo. Vimos mucha historia y cosas interesantes que en ningún libro de historia se cuenta, nadie le ha dado el homenaje que se merecen tanto los chorrilleros, los ladrilleros y las mujeres. Las historias que nos contaron muchas abuelas sobre la fauna y las cosas que ellos pasaron para dejarnos lo que hoy tenemos fue algo emocionante”.

“Me encantó hacer este trabajo porque los chicos se contagiaron, trajeron fotos, hicieron entrevistas, nos juntábamos todos los viernes para estudiar, aportamos información, lo que es un gran compromiso de parte de ellos”, explicó Gómez, y añadió: “Ellos empezaron a principio de año diciendo ‘profe, tenemos que seguir’, y es un orgullo haber logrado este objetivo”.

Seguidamente, Gómez mencionó mirando a los alumnos: “Seguiremos trabajando para publicar este libro”. A continuación, la profesora invitó al jefe del Subprograma San Luis Libro, Pedro Bazán, y expresó: “Esta es la sorpresa para los chicos: que San Luis Libro va a publicar su trabajo”, lo que causo la emoción en cada uno de los estudiantes que vieron como se les reconoció su esfuerzo y trabajo.

“Sólo tengo palabras de felicitaciones y agradecimiento para los chicos de las escuelas Nº 13 y 37”, manifestó el titular de San Luis Libro, y agregó: “Están escribiendo la historia y generando mística y tradición; para San Luis Libro, y para el Gobierno de la provincia, va a ser un enorme placer editar este libro que acaban de terminar. Es un gusto tener chicos tan jovencitos y una profe con tantas ganas y emoción que trabajen por las raíces y por el orgullo de sentirse puntano”.

Los chicos que trabajaron con la investigación este miércoles tuvieron su reconocimiento y su premio por trabajar con tanto esfuerzo por la historia y la cultura de la Puntanidad.

Nota: Pablo Lucero.

Foto: Malvina Urquiza.

Corrección: Mariano Pennisi.

Fuente: Agencia Noticias San Luis.

Lectura que invita a recorrer los caminos de la fe de la provincia

“Caminos de la Fe”  es un libro lanzado por el Gobierno de la provincia que invita a conocer seis lugares que cuentan con una maravilla visual  y espiritual para los creyentes. Puede ser retirado en las oficinas de Turismo en Illía y Junín.

El libro hace un recorrido por los lugares religiosos que tiene la provincia.

El libro hace un recorrido por los lugares religiosos que tiene la provincia.

El recorrido de la fe por las sierras puntanas comienza en la ciudad de San Luis, con una propuesta histórica e interreligiosa, ya que la guía “Caminos de la Fe” no sólo comprende a la religión católica sino también a otros cultos, como la Sociedad Israelita, la Iglesia Cristiana Evangélica, la Asociación Argentina Adventista del Séptimo Día, la Escuela Científica Basilio, la Iglesia Evangélica Pentecostal, la Iglesia Nueva Apostólica Sud América, la Iglesia Evangélica Coreana Presbiterana, la Asociación de los Testigos de Jehová, entre otros.

La senda espiritual alcanza además a Juana Koslay, El Volcán, Estancia Grande, La Florida, Paso del Rey, Inti Huasi, La Carolina, El Trapiche, Nogolí, Villa de la Quebrada, El Suyuque, La Punta, Potrero de los Funes y San Jerónimo. En diferentes kilómetros hay espejos de agua, valles, antiguos pueblos mineros y quebradas para llegar a monasterios que miran al poniente desde enclaves inolvidables.

Luego, el camino de la fe por el norte puntano incluye las más variadas expresiones del pasado donde perviven pinturas rupestres, ranchos de adobe y casonas de principios de siglo XX. En este segundo circuito es posible descubrir por qué el origen de varios oratorios o capillas se relaciona con promesas para lograr la liberación en la pugna que se sucedía en la zona, entre unitarios y federales. El turista religioso también puede ser testigo de cómo antiguos templos se vieron afectados por el terremoto de San Juan. El paseo abarca San Francisco, Leandro N. Alem, Luján, Quines, Candelaria, El Talita, San Vicente, San Martín, Las Chacras, La Carolina, San Francisco, Villa General Roca, y la Comunidad Huarpe.

El tercer recorrido es por las Sierras de los Comechingones.  Ante un paisaje único, el visitante puede conocer pequeños oratorios, capillas del siglo XX y Vía Crucis en lo alto de los cerros. La Punilla, Villa del Carmen, Papagayos, Villa Larca, Cortaderas, Los Molles, Carpintería, Merlo, Villa Elena, paraje El Tala, Balcarce y San Miguel, son los puntos turísticos para visitar durante Semana Santa.

El río Conlara, de norte a sur, guía el cuarto camino de la fe. Aparte de capillas del siglo XVIII, pueblos mineros y santuarios, el circuito por el corazón del departamento San Martín narra historia de malones, promesas, y batallas. Renca, Bajo de Véliz, Punta del Agua, Concarán, Tilisarao, Naschel, La Toma, Paso Grande, Las Lagunas, San Martín, Las Aguadas, Concarán y Santa Rosa del Conlara, convocan.

Aunque inicia en Villa Mercedes, El Morro “el centinela del valle” orienta por la quinta propuesta. Asimismo, cada punto por el cordón montañoso tiene relevancia histórica provincial y nacional. Juan Jorba, Juan Llerena, Saladillo, E. Lobos y Fraga completan el circuito.

La sexta opción es el camino de la fe sureña. En una extensa planicie arenosa, medanosa en partes, con cientos de lagunas y enmarcadas por las estaciones de ferrocarriles que permitieron fundar pequeños pueblos en la geografía sanluiseña, esta vía comprende Villa Mercedes, Lavaisse, Buena Esperanza, Nueva Galia, Unión, Nahuel Mapa, Navia, el pueblo Ranquel, Batavia, Fortín El Patria y Fortuna.

(Fragmento de libro)

Nota y foto: Lucas Ojeda / Prensa Ministerio de Turismo y Las Culturas.

Contenidista: Marina Menseguez.

Fuente: Agencia Noticias San Luis.